Páginas vistas en total

sábado, 12 de mayo de 2007

Leyes sobre Radiodifusión. Mauricio Aira, líder sindical cuando fue redactada la Ley


Cuando se aprobó el primer Reglamento de Servicios Radioeléctricos que resultó siendo el primer instrumento jurídico legal que normó las actividdes de la Radiodifusión, se estableció que el uso de las licencias, esto es la autorización para utilizar un lugar en el espectro etéreo, se destine a organizaciones empresariales que declaren su disposición a cumplir con las leyes y su sometimiento a las normas internacionales reguladas por el organismo especializado de Naciones Unidas, destinado a administrarlas. Por lo anterior, ningún beneficiario de la asignación de frecuencias podía disfrutar de fueros especiales. Se refería a que las frecuencias no se conceden a grupos religiosos, ni a sindicatos, ni a partidos políticos, sino a entidades que se organizan bajo las normas del resto de las sociedad anónimas bajo el Código de Comercio. (Cuánta agua ha corrido bajo el puente) Hoy en dia, burlando normas internacionales, los Gobiernos (al menos el de Bolivia) administran, conceden o retiran las frecuencias según sus intereses políticos, cuando lo correcto sería que una Comisión del Congreso (multicultural y pluriétnica) haga cumplir esa normativa.
Posted by Picasa

martes, 8 de mayo de 2007

La Guardia Suiza en el Vaticano


Durante 365 días al año, 24 horas al día, la Guardia Suiza protege al Vicario de Cristo. Ahora están equipados con tecnología moderna y tienen instrucción adecuada para detectar y poder actuar en situaciones de peligro y de emergencia. Para ser un soldado del Papa, se tiene que provenir de una familia católica, cuyos padres estén casados por la Iglesia. No reciben sueldo alguno, puesto que servir en el Vaticano se considera un cargo de honor y resultado de una vocación a toda prueba. Radio Vaticano, fabricada por el sabio Marconi, tiene protección permanente de la Guardia Suiza, así como las otras oficinas oficiales de Ciudad del Vaticano, que además es un Estado Independiente bajo un status reconocido mundialmente.
Posted by Picasa

Radio Vaticana y la Guardia Suiza

Al servicio del Papa y para velar por su seguridad física está la Guardia de Honor de Suiza, cuyos uniformes fueron diseñados por Miguel Angel hace ya 500 años. Este cuerpo con rígida disciplina es uno de los pilares en que descansa la seguridad del Vaticano que además como todos saben es el Estado Independiente más pequeño del mundo. De ahí la importancia de éste cuerpo que tiene reglas muy especiales en su reclutamiento, selección, instrucción y desempeño. Digamos como en un adelanto que anualmente se presentan ante el Sumo Pontífice los nuevos guardias, en una ceremonia que se mantenía casi en reserva, por primera vez éste año se le ha dado un relieve mayor para que el mundo se entere de la existencia de esta institución mantenida con celo y plena lealtad al Papa ya hace cinco siglos.

lunes, 7 de mayo de 2007

Radioemisoras para bandos opuestos

El artículo que sigue, ha sido publicado en el sistema de la Red Líder del grupo Canelas y resulta siendo un interesante enfoque sobre la creación de las radios masistas con apoyo de Venezuela y de las otras radios que impulsadas por el gobierno autonómico de San Cruz se están organizando en las provincias. Cree el autor que no está identificado, sino que corresponde a la Red, que podría darse un enfrentamiento verbal de imprevisibles consecuencias:

El presidente Evo Morales lanzó el primero de mayo una red de radios comunitarias que supera en número las dos docenas, mientras los cívicos cruceños alistan otro grupo de radioemisoras con el que pretenden hacer frente a la plataforma conformada por el Gobierno. Ambos bloques se sumarán a la gran cantidad de medios de comunicación que ya hay en Bolivia, a pesar de ser un país poblacionalmente pequeño.Si de por sí es un problema que existiendo una gran cantidad de medios se incorporen por decenas otros más, mayor el inconveniente el uso que de ellos se vaya a hacer porque así como lo anuncian de un bando y del otro, tal parece que en poco tiempo más seremos testigos de una mayor batalla verbal en el aire que la que se viene produciendo.Existen experiencias de las que ya casi nadie parece acordarse en cuanto al uso político masivo de algunas radios. Sucedió el año 2000 en Cochabamba, cuando miles de familias escucharon el llamado que desde ellas hacían para que las amas de casa, sus esposos y sus hijos salieran a las calles a pelear, llevando palos y otros artefactos para defender supuestamente su acceso al agua potable.Nadie indagó a fondo qué políticos estuvieron tras esas radios que incentivaron a la gente para que saliera a pelear. Seguramente, si en algún momento se estudiara lo ocurrido a fondo, se encontraría por ahí el doble filo de jefes políticos.Ojalá que quienes están ahora anunciando la creación de redes de un lado y del otro no terminen utilizándolas de ese modo, porque lamentablemente las veces que esto sucedió corrió sangre. Usar una radio para convocar a la población a salir a las calles es como entregar a un mono un cuchillo.A pesar de que el responsable de la Dirección Nacional de Comunicación, Gastón Núñez, aseguró que las 26 radioemisoras lanzadas en Lauca Ñ (Chapare) por el Mandatario no tienen fines políticos, el presidente del Consejo Nacional de Sistemas de Radios de los Pueblos Originarios, Gustavo Ibarra, reconoció que uno de los objetivos de este organismo es vigilar los contenidos programáticos de esa red y espera, al respecto, “el compromiso político” de los periodistas con el MAS.Esto y los afanes cívicos cruceños prometen, lamentablemente, nubarrones que podrían entorpecer más la posibilidad de acercamiento que entre todos debiéramos forjar para que los sectores que han sido históricamente postergados vayan colocándose en el sitial que les toca en un mundo que debiera ser de oportunidades similares para todos.Si quienes levantan las banderas de los indígenas y campesinos y quienes enarbolan las de los denominados “blancos” crean sus propias redes de medios, nada bueno ocurrirá…

viernes, 4 de mayo de 2007

Radios mineras, radios campesinas

La historia se repite. Luego de la Nacionalización de Minas en 1953, se vivió un frenesí, una efervescencia de lo minero, puesto que “al estar las fuentes de riqueza en manos del pueblos, sus beneficios irían muy pronto a beneficiar a todos” ese era el slogan y esa la esperanza. Las 16 empresas de la Corporación Minera de Bolivia creada para la conducción de los negocios mineros, fueron otros tantos sindicatos mineros que, se agruparon en la Federación Sindical a cuya cabeza fue elegido Juan Lechín Oquendo que mantuvo su liderazgo prácticamente hasta su muerte. Los sindicatos crearon a su vez los instrumentos para detentar el poder, de modo que surgieron las radioemisoras mineras a partir de Huanuni, Siglo XX, Catavi, San José, Colquiri, etc., que tuvieron por tarea en sus orígenes la superación cultural de los trabajadores y que sirvieran de canales para expresar su pensamiento.

Noble tarea que pronto se vió desvirtuada por intereses encontrados. Las radios mineras se fueron transformando en instrumentos del poder local, por ello no resultó extraño que Radio Catavi (dirigida por lechinistas) se pusiera al frente de Radio Siglo XX (dirigida a su vez por pekineses y en algún momento por loristas-troskystas) Todo marchó bien hasta tanto se trató de oponerse a los mandos gerenciales a los que acusaban de estar politizados y obedecer consignas de Paz Estenssoro, de Siles o de Bedregal (responsable de la política minera del MNR), defendieron a sangre y fuego la vigencia del Control Obrero (una especie de coadministración con ingerencia del sindicato) hasta que todos los recursos que fluían de las empresas y de la misma COMIBOL para mover las radios mineras se fueron agotando. En sus momentos de auge, las emisoras contrataron personal calificado en las ciudades, radionovelas importadas, presentación de espectáculos de alto nivel, etc., lo cual no duró mucho tiempo, cortada la subvención decayó el entusiasmo, las radios bajaron de calidad y fueron una por una extinguiéndose hasta terminar siendo desmanteladas, saqueadas y sus bienes o parte de ellos entregados a cuenta de beneficios sociales a sus trabajadores.

Sobrevivieron a esta debacle, las redes creadas por la Iglesia Católica (Fides, Pio XII, Erbol) que bajo características propias, siendo contemporáneas de las emisoras mineras, todavía hoy como la red Pio XII, en lugar de achicarse crecen tanto en la calidad de sus programas, cuanto en la potencia de sus ondas. Ahora bien, algunos aportes sobre las radios campesinas u originarias como las llama el Presidente.

Como sucedió después de la Revolución del 52, Bolivia vive aires de cambio bajo la inspiración del liderazgo campesino que ganó las elecciones del 18 de diciembre de 2005. Todos los dias oímos algo sobre las reivindicaciones campesinas y la recuperación del tiempo perdido. Nacen organizaciones destinadas a consolidar el poder conseguido por los votos y se ha montado un aparato propagandístico de mayor influencia y capacidad que los escasos recursos del estado que raramente pasaron de la Emisora del Estado, Radio Illimani, del Canal 7 de TV, del Instituto Cinematográfico y de la Imprenta del Estado. Ahora, con ayuda declarada de Venezuela se ha construído la red de 17 emisoras campesinas, de un total de 24 que están siendo instaladas en diversas regiones del país desde Cobija al Gran Chaco, desde Puerto Suárez a Orinoca para dejar “oír la voz de los sin voz” expresión típica de los movimientos reivindicacionistas desde siempre.

Los fines son atendibles, especialmente por la geografía tan dispersa de la realidad nacional. Quién podría poner en duda, que existen pueblos alejados a los que nadie presta atención y que necesitan de un medio de comunicación que organize y exprese sus aspiraciones! La creación de 24 estaciones de radio, considerando que cada una emplee a diez personas, significa más de dos centenares de nuevas fuentes de trabajo que corresponde aplaudir y alentar. Pero, lo mismo que ocurrió con las emisoras mineras podría suceder a largo o menor plazo si acaso no se dan ciertas seguridades desde el momento de su instalación.

La primera es la necesidad imprescindible de que éstas radioemisoras cuenten con personal calificado profesional y técnicamente hablando. No es aceptable la conducta de empleadores que concedan la responsabilidad de los medios a personas improvisadas o que no tengan otro mérito que ser militantes del partido de Gobierno, o allegados a los sindicatos o sus familiares. Las radios campesinas tienen que ponerse en manos de profesionales de la comunicación, para garantizar la calidad de su trabajo y la observancia de normas de ética y respeto por cada ciudadano. Hay que cuidarse de convertirlas en herramientas para propagar el odio, la diatriba, la desinformación, el partidismo cerrado, o la lucha de clases.

En cuanto a su financiamiento se menciona que serán autoimpulsadas, quiere decir que aparte de un capital de arranque tendrán que vivir de la propaganda, aspecto de dudosa realidad puesto que en los mercados locales del ámbito de estas radioemisoras no existen anunciadores potenciales en proporción a los gastos que demande su funcionamiento, que no es nada fácil según lo pueden atestiguar los propietarios de pequeñas radioemisoras que apenas pueden sobrevivir en las provincias cochabambinas. Es de esperar que por la experiencia vivida con las radios mineras, las campesinas no estén destinadas a desaparecer cuando la euforia haya terminado y la realidad sea otra distinta sin subvenciones, ni ayuda venezolana.

miércoles, 2 de mayo de 2007

48 años de Radio Pío XII

La siguiente crónica ha sido entregada por Pío XII, que ha cumplido el Iro. de mayo, 48 años de existencia desde cuando el Padre Lyno Granier cuyos padres reunieron de moneda en moneda lo suficiente para comprar un equipo de un kilowatio de poder y enviarlo a Siglo XX, desde Canadá para dejar oír la voz de los trabajadores católicos (LTC) que alentaron los esfuerzos del joven sacerdote y sus hermanos de la Congregación de los Oblatos de María Inmaculada. La emisora salió al éter apesar de las amenazas de los pekineses, de los troskystas, de los moscovitas a los que llegada la hora defendió con valentía y caridad cristiana frente a la arremetida de los gobiernos que veían en la rebelión obrera un peligro para la seguridad nacional.
He aquí el documento que lo publicaremos en dos partes:

48 años en Siglo XX, 8 años en Oruro y 7 en Cochabamba
La red Pío XII de pie


Hace 48 años Radio Pío XII llegó a Siglo XX para evangelizar a los mineros y fue evangelizada por ellos. La noticia de Jesús se hizo revolucionaria.
En los años 80, 90 y parte del siglo XXI, los profetas de los poderosos predicaron que “la historia había llegado a su fin”. La Radio Pío XII no se creyó el cuento, nadó contra corriente. Se aferró a su fe, y dijo: Es posible ser diferente, construir una comunidad y una sociedad justa para todos. La Red Pío XII decidió arar, sembrar y cosechar junto a los marginados.

En Navidad, Semana Santa, y otras fiestas de la Iglesia Católica, la Red Pío XII relee el evangelio de Cristo en la vida cotidiana. Desde la realidad concreta de mineros, indígenas y los hogares de vecinos en barrios pobres, se compromete, trabaja, evalúa y celebra la construcción del proyecto de Jesús visible en proyectos concretos: agua potable, caminos asfaltados, seguridad ciudadana, valores humanos, respeto de los derechos, defensa de los recursos naturales.

En la red Pío XII la buena nueva de Jesús se difunde todos los días en el programa Radial “Semillas de esperanza”, en Siglo XX. Todos los domingos se produce el programa “Sumaq K’anchay”, y se difunde por 15 radios de la red quechua boliviana, los aymaras escuchan el evangelio en su idioma, los reporteros de la evangelización y los catequistas tienen su propio programa y se comunican con sus comunidades.

La Red Pío XII siembra desarrollo en los áridos terrenos de los municipios en las provincias y los barrios marginales del norte de Potosí, Oruro y Cochabamba.

Promueve el fortalecimiento de organizaciones populares, vecinales o naturales para que impulsen su propio desarrollo. Los Consejos de Desarrollo Municipal, los Comités de Vigilancia, las organizaciones campesinas naturales y/o sindicales, organizaciones vecinales y cívicas son espacios participativos donde el pueblo y la comunidad, debate y decide en democracia participativa.

En varios municipios del Norte de Potosí, provincias de Oruro y Cochabamba, los padres de familia junto a maestros protagonizaron seminarios pedagógicos, elaboraron planes de estudio diversificados, apoyan el trabajo de los profesores, vigilan la buena calidad educativa y escribieron sus propios reglamentos internos de Juntas Escolares.

La capacitación es el abono que se echa en los líderes de las organizaciones populares para que sean “actores del desarrollo". Los y las líderes serán capaces de promover la mejora de sus calles, orientar a sus vecinos de base, controlar a sus autoridades, vigilar la buena ejecución de obras y practicar valores humanos como la solidaridad y la democracia en sus organizaciones.

La Comunicación para el desarrollo promueve la participación ciudadana en los municipios. Cinco
Programas radiales están dedicados a promover el desarrollo: “Manos a la Obra” en el Norte de Potosí, “Manos a la obra en los municipios de Oruro”, “Municipios somos todos” en la población de Llallagua, y “Desde mi Barrio” en Cochabamba.

Los quechuas y aymaras han tomado el micrófono para participar, elegir a sus Diputados Uninominales en la circunscripciones 40 y 41, a Subprefectos, a Consejeros Departamentales; y luego escribieron planes y agendas de trabajo para que sus representantes hagan lo que el pueblo manda hacer. Con sus luchas sociales, han logrado cargos que antes les estaban prohibidos: ahora son Alcaldes, Concejales Municipales, Consejeros Departamentales, Parlamentarios.