Páginas vistas en total

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Canal 7 y Radio Patria Nueva discriminan. sólo permiten el acceso de masistas denuncia alto dirigente campesino en El Diario

Plantean cierre de medios estatales

Por “discriminación ideológica”

El dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rufo Calle, a tiempo de rechazar el proyecto de ley contra el supuesto racismo y toda forma de discriminación, afirmó que de aprobarse esta norma, los primeros medios en cerrarse deberían ser los estatales Bolivia TV y Radio Patria Nueva.

En opinión del dirigente, según ANF, desde esos medios se “insultan, observan y critican” a quienes tienen una percepción distinta a la oficialista. Recordó que la norma contra el racismo define como “discriminación” también a toda forma de distinción “de ideología, de filiación política o filosófica”.

“Desde el Estado hay una profunda discriminación en sus medios de comunicación, empezando por el canal, que dice ser de todos los bolivianos, el canal 7 y la radio Illimani ahora Patria Nueva, solamente da cobertura a los militantes del Movimiento Al Socialismo” acotó el dirigente.

Recordó que la libertad de expresión que se da en los medios de comunicación ha servido a los movimientos sociales para dar a conocer sus posiciones, contra los distintos gobiernos y recordó que el actual presidente Evo Morales, en su papel de dirigente, era una de las figuras con mayor cobertura en los medios de los que hoy se queja.

“Con esta Ley camuflada se quiere acabar con los medios que no son afines al Gobierno y lo vemos con mucha preocupación. Si se aplicara a cabalidad, los medios del Estado serían los primeros en cerrarse”, enfatizó Calle.

Por otro lado, el vicepresidente del Concejo Municipal de La Paz, Guillermo Mendoza Avilés, sostuvo que el “artículo mordaza” del proyecto de ley va en contra de la Constitución que coarta la libertad de expresión que desarrollan los medios de comunicación privados.

Asimismo, considera necesario remitirse a los artículos 106 de la CPE que garantiza a los periodistas la libertad de prensa, la libertad de expresión y el 107 establece que los principios de veracidad y responsabilidad se ejercen mediante normas de ética y de autorregulación y a su Ley de Imprenta. El Diario

jueves, 23 de septiembre de 2010

ramón rocha monroy es uno de los prosistas de fuste. sigue deleitando con sus crónicas como ésta, llena de agudeza y contenido sustancial.

Un viejo y criollo amigo me dice al pasar por su tienda: Les das en el ojo cada que escribes. ¡Cómo quisiera yo que fuera verdad! Pero que quede como lema de lo que debería hacer un buen cronista: dar en el ojo cada que escribe.

La crónica periodística es una invención de los grandes poetas modernistas, pero sobre todo de José Martí, y cabalga entre la prosa literaria y el apego a la noticia. Es famosa la crónica de Martí sobre la muerte de Jesse James, que contiene datos precisos pero, al cabo del tiempo, se está convirtiendo en una obra de ficción, en un cuento.

Recibo con frecuencia invitaciones para dar talleres literarios y procuro asistir, pero ya me aburre un poco hablar de lo mismo. En cambio, qué hermoso sería atraer a tantos escritores jóvenes o jóvenes con vocación de escritura hacia la crónica, que es un género literario y no es un género menor. Martí decía: Hay tanto que decir que ha de decirse en el menor número de palabras posible: eso sí, que cada palabra lleve ala y color. Ah, pero en esas pocas palabras hay que hacer llorar, sollozar, increpar, castigar, crujir la lengua. Un viejo columnista me decía que es mejor agotar una sola idea en cada columna, porque no alcanza para más. Es cierto.

Cada columna es la crónica de una muerte anunciada. Desde el inicio se conoce el desenlace, pero la importancia está en cómo uno la dice, cómo la escribe, con qué palabras, con qué musicalidad. García Márquez se valió de su experiencia como periodista para escribir su célebre novela sobre la muerte de Santiago Nasar a manos de sus captores: una muerte anunciada y dicha en el primer párrafo, como el lead de una noticia, que debe resumir qué pasó, dónde y cuándo y luego explicar por qué. Eso es periodismo puro, es crónica de las más bellas.

El periodismo es el sometimiento a la tiranía del espacio y del tiempo: uno debe condensar lo que quiere, decir en 1.000, 2.000, 3.000 caracteres, y no pasarse. Esta columna, por ejemplo, debe tener 3.000 caracteres. Pues bien, pasaron años hasta que el contador de palabras me dio la cifra exacta: 3.000, como si hubiera ganado un premio en el tragamonedas. Antes llegaba a unos caracteres menos o unos demás, pero nunca a 3.000 cabales. Pero esta disciplina te hace escoger palabras y adjetivos. Cada uno de ellos debe ser irrepetible y preciso, porque no hay espacio para extenderse.

En cuanto al tiempo, el periodismo es el arte de escribir antes de pensar, porque hay que entregar la nota ya nomás. Esto tiene algo de instintivo: ya no actúa tanto la razón, siempre tirana y reductora de la realidad, sino la intuición y en general las otras formas de la percepción. Pero esto es puro ejercicio del arte. Y además es un ejercicio de humildad que te enseña a escribir con el sentimiento de que tu texto es efímero y de ninguna manera una obra maestra. Los escritores jóvenes que se sientan al teclado seguros de escribir una obra maestra, por lo general escriben huevadas. La sed de gloria los agobia como un cuello y una corbata que los convierte en tortugones amoratados (la frase es de Lezama Lima). ¡Pero así no se escribe ni una buena carta comercial! Un buen actor de teatro incorpora el libreto a tal punto en su memoria que debe convertirse en algo instintivo repetirlo. Si uno trata de recordar los parlamentos al pie de la letra, está jodido. Hay que decirlos como si salieran de ti. ¡Pero eso mismo ocurre con la escritura! La vida cotidiana es tan rica en noticias que no sólo las insólitas son interesantes, también las más cotidianas. El chiste está en saberlas contar, y eso es un ejercicio de sencillez, de humildad, de economía del lenguaje, de piedad por el amigo lector.

ramonrochamonroy@gmail.com

miércoles, 15 de septiembre de 2010

periodistas, radialistas, comunicadores recibieron la presea "Alejo Calatayud" de autoridades en el Centro El Portal


mención de honor a "gente de radio" distinguida en el bicentenario



Se otorgó medalla al “MÉRITO CIUDADANO” a: Elizabeth Paravicini, José Nogales Nogales, Carlos Dalence Loayza, Oscar Galdo Arévalo, Rolando Gamarra Uriza, Raúl Guzmán Gonzáles, José Gandarillas, José Oropeza de los Llanos, María Luisa de la Flor, Raúl Carona Salazar, René Villarroel Romero, Victor Fernández Coca, Henry Mendoza Pedraza, Alfonso Arévalo Araníbar, Gastón Paz Zegarra, Néstor Taboada Terán, Tonchi Antezana, José Ferrufino, Renán López.











martes, 7 de septiembre de 2010

las víctimas de la violencia política van desapareciendo uno a uno y Evo no cumple con el mandato del Resarcimiento. el avión de lujo está primero

gente de radio fué PEPE VARGAS, walter machicado, julian apaza, ricardo condori, todos muertos sin que les llegara la justicia. todos víctimas...

murieron ellos y muchos otros sin llegar a recibir el beneficio de Ley por el cual las víctimas de la violencia política deben recibir un resarcimiento, como en Argentina, como en Uruguay, como en Chile. en efecto, Naciones Unidas había creado un fondo en principio para asistir a las víctimas de los campos de concentración nazis y que se fue extendiendo a otros grupos políticos. cuando en Argentina se hubo iniciado el proceso para compensar, si se puede denominar de éste modo a las víctimas de la guerra sucia, le habíamos escrito a doña Ana María Campero entonces defensora del pueblo. su corta y gentil respuesta fue que tal "beneficio no era posible, porque imposible sería una calificación como la que usted propone". mi entrañable camarada Benjamín Miguel entonces diputado nacional, "estuve mirando y preguntando en el Congreso, pero no hay acogida a tal propuesta", sin embargo tomó la iniciativa con mayor energía Fernando Kieffer y hasta logró una donación apreciable que se depositó en el Tesoro, hizo aprobar la Ley en diputados, pero se trancó en Senadores hasta que las propias víctimas de la violencia desataron una campaña que culminó en la aprobación de la Ley, Carlos Mesa siendo presidente a tiempo de promulgarla dictó el D.S. reglamentando la otorgación de la norma.
la Ley existe, parte de los recuros también, pero éste gobierno de Morales, falso e hipócrita como es, en lugar de hacer cumplir la Ley cual es su deber, le ha ido dando largas al asunto, inventando pretextos y demorando indefinidamente su aplicación. la Ministra ignorante y acomodaticia, segundona y falsa como su jefazo, tampoco ha hecho nada, se promesa en promesa ha conseguido frenar las protestas hasta que...
hace pocas horas, sucedió algo dramático y patétito. amigos de una de las víctimas, recientemente fallecido en la indigencia, tuvieron la idea de llevar el cadáver todavía caliente de su compañero hasta el patio de la prefectura. se hizo la foto y la publicación, y la promesa del anónimo prefecto puesto por Evo en Cochabamba. "prometo interceder para que se pague el beneficio", promesa hueca y falsa, no se trata de pedir un favor, no se trata de rogarle nada al Gobierno, se trata simplemente de cumplir la Ley.
sin embargo de lo inhumano de éste hecho, un cadáver poco menos que tirado en el patrio de la prefectura de una de las víctimas de la violencia política gracias a quienes el cocalero ha llegado al poder y disfruta de viajes y placeres, nos recordó con dramático mensaje la tristeza y el abandono de otra gente de radio, periodistas que fueron víctimas de la violencia y que ya nos abandonaron sin el consuelo de una renta que hubiera podido prolongarles la vida, o costear un decoroso entierro...así está la Bolivia de evo morales, el falso, el hipócrita, el cruel y frío mandatario que no se conduele del inmensurable dolor de las familias de las víctimas de la violencia política que ven terminarse la vida de sus seres queridos, sin que llegue la justicia.