Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2007

El popularísimo Pilincho Oropeza

José Oropeza de los Llanos, dotado de la increíble vocación de la constancia en el servicio y su total entrega por la radiodifusión. Comenzó de muy joven, provisto de musicalidad y una voz de tiple a formar el Trío Los Pepes, recorrieron Bolivia y casi estoy seguro de haberlos oído en mi querida ciudad de Potosí, pasearon el repertorio romántico con gran éxito artístico. Disuelto el trío, Pepe Oropeza se unió al grupo de gente de radio como Victor Aguilar, Hugo Maldonado, José Nogales, Milivoy Eterovic, Patato Méndez que fundaron Radio Centro, donde nuestro héroe encontró su vena vocacional. Resultó de la combinación de su excelente oído musical, un sentido del humor extraordinario e inagotable y de la elección del tema melódico apropiado para convertir en sátira, remedo, imitación, o sea adoptando una melodía conocida, pulsando su guitarra, le aplicaba la letra destinada a aplaudir, a criticar, a ridiculizar, a ensalzar, las actitudes de personajes públicos como ser: ministros, diputados, alcaldes, policías, militares, dirigentes de toda laya.
Pilincho fue el alma de programas como "Aquí se raja", "Olla de Grillos", "Habla Juan" y otros muchos, e infatigable animador de sesiones de Disk Jokey y Festivales Musicales y Artísticos, Concursos de todo tipo, incluyendo la iniciativa y mantenimiento junto a Raúl Guzmán del Corso de Corsos.
Siempre admiré la creatividad de Pilincho, su inagotable productividad, esa actitud de iniciativa permanente que hizo de su emisora Centro la más popular durante décadas no sólo en la ciudad de Cochabamba, sino que mucho más allá. Nombres como José Carrasco, Adolfo Mier Rivas, Felipe Turello, Carlos Dalence, y el inolvidable y noble amigo Antonio Torrico estarán siempre unidos a uno de los grandes de la radio de Bolivia quién es José Oropeza de los Llanos.

lunes, 23 de julio de 2007

"Qué tiempos aquellos" de Raúl Cardona

Tuvo un acierto feliz al elegir tal título para su programa de radio, más tarde de televisión dedicado a repasar tangos, boleros, valses, valsesitos, canciones de otros tiempos y de grandes autores y realizadores populares. Raúl Cardona se identifica y se mimetiza con lo más querido de la radiodifusión y desde hace algunos años de la televisión al ofrecer domingo tras domingo su popular programa "Qué tiempos aquellos". Raúl es un hombre calmado y apasible formado en la radiodifusión. En efecto fue locutor y director de Radio Nacional, cuando sus propietarios eran los sindicatos del Lloyd Aéreo Boliviano y gracias al respaldo de la empresa bandera de la aviación se convirtió en una estación muy popular y querida no sólo en Cochabamba, sino en todo el país donde llegaba merced a la calidad de sus equipos y el acierto de sus programas. Raúl tuvo momentos difíciles cuando acusado injustamente por algunos malos militares después de algún golpe de estado, debió guardar detención en El Alto durante varios meses, lo que pasa es que Raúl también se ocupaba de Relaciones Públicas en la Escuela de Comando y Estado Mayor y no faltó alguno que lo intrigara, pero todo quedó olvidado y pronto regresó a la radio, ésta vez Radio Centro que le brindó sus micrófonos y desde donde difundió el programa con pedidos de los oyentes, para lo que Raúl se munió de una cantidad increíble de conocimientos de las canciones, de sus autores, de sus intérpretes, a muchos de los cuales entrevistó o presentó a lo largo del medio siglo, o algo menos que tiene de vigencia en Cochabamba. Raúl Cardona tiene entre otros el mérito de haber trabajado por el gremio de los radialistas junto a Hugo Moudie, su amigo inseparable, a Victor Aguilar, a Oscar García, René Salinas y claro está a José Oropeza de quién nos ocuparemos en otras ediciones. Gracias a Raúl fue posible la Primera Conferencia de Trabajadores de Radio y el Primer Congreso en Cochabamba y La Paz, que consolidaron la existen de la Primera Federación de Trabajadores de Radio y Televisión. Los miles de oyentes o teleespectadores que siguen su "Qué tiempos aquellos" es el mejor reconocimiento a su labor de tantos años.

sábado, 21 de julio de 2007

Impresionante Multitud

 
Nunca antes en la historia de Bolivia se había concentrado tanta gente en un mismo acontecimiento. La crónica nos recuerda grandes concentraciones después del 9 de abril, para recibir a Victor Paz Estenssoro que llegaba al país desde Buenos Aires,para asumir la Presidencia luego de una cruenta Revolución que se extendió por cuatro días. En oportunidad de la Reforma Agraria se reunieron en Ucureña más de 100 mil campesinos de todo el país para celebrar el fin del pongueaje, el voto universal, la reivindicación indígena a partir de entonces convertido en ciudadano igual a todos los demás ante la Ley. Pocos días antes del golpe de Bánzer Suárez, siendo Jefe del Estado el General Juan José Tórrez convocó al pueblo que se congregó en la Plaza Murillo le dió su respaldo y fue derrocado por el MNR, Falange Socialista y el Ejército. Con todo aquellas congregaciones son pálido reflejo de lo que aconteció el 20 de julio en la Ceja de El Alto. La radio, la televisión y los diarios son traen sendos testimonios. Recogemos aquí una imagen de ABI que distribuyó a las fuentes. En otro sitio, les ofrecemos los 10 puntos que aprobó el Cabildo.
Posted by Picasa

martes, 17 de julio de 2007

Gente de Radio en la Cochabamba de 1980

Antes de ser buscado por los paramilitares en Radio Cosmos a las 9.15 de aquel 17 de julio, entre mis papeles, observé una nómina de locutores de radio que siempre he llevado conmigo. Raúl Cardona, María Luisa de la Flor, Javier Reque, José Oropeza de los Llanos, Raúl Guzmán, Miguel Ibieta, Percy Avila, Walter Mendoza, Gladys Peralta, Oscar Patiño, Nancy Valenzuela, Irma Severich, Mario Godoy, Roberto Covarrubias, Mario Otero, Luis Loza Castro, Danny Villegas, Joaquín Alcoba, Lidia de Vásquez, Jaime Saravia, Tito Hoz de Vila, Eduardo Pérez Beltrán, Nelson Peñaranda, Horacio Jáuregui, Jorge Serrano. Algunos de éstos cc. no están ya entre nosotros, otros de ellos abandonaron la actividad radial y finalmente algunos mas permanecen leales al mundo del micrófono y la comunicación. Honor a todos ellos. Es que habíamos planeado organizar el Colegio de Locutores de Cochabamba, pensamiento jamás llevado a la práctica, porque si la persecusión comenzó aquel día, no pararon hasta tomarme preso el 6 de febero de 1981 y expulsarme de mi Patria, el 12 del mismo mes hacia Buenos Aires, sin documentos, sin equipaje, sin recurso alguno. Todo por el delito de pensar, de decir, de ser un periodista independiente sin más control que su conciencia cristiana y su mejor juicio. Nunca más volvería a Bolivia hasta 1984 dentro de los términos de la Ley de Amnistía General e irrestricta que emitió el gobierno constitucional de Siles Zuazo.

viernes, 13 de julio de 2007

Acerca del silencio de Radio Cumbre de La Paz

Jorge Siles Salinas, embajador, catedrático e historiador ha publicado en La Prensa un sentido homenaje a Radio Cumbre fundada y sostenida por Mario Castro durante muchos años y que hace pocos días ha dejado de emitir señales. Siles Salinas prestigioso hombre público académico doble de Historia y de la Lengua ha escrito:

Como surgió, casi sin anuncios previos, discretamente, hacia julio de 1993, así, sin voces de alarma ni lamentaciones, hace apenas unos cuantos días ha cesado de latir el corazón abierto y generoso de una institución señera en la vida de nuestra ciudad: la Radio “Cumbre”, creada y dirigida con apasionada constancia por Mario Castro Monterrey, acompañado en su noble esfuerzo por su fervoroso grupo familiar. Cuando me informé de esta infausta noticia no podía creer que se hubiera consumado esta calamidad, esto es, el silencio definitivo de esa radio dispensadora de armonía y elevación espiritual, si bien mi amigo Mario me había contado poco antes que su empresa sufría una grave crisis por falta de apoyo publicitario. Me parecía imposible que esa obra cultural que venía ofreciendo desde hacía 14 años a toda la población paceña el gozo y el aprendizaje de la buena música, así como la oportunidad constante de oír las creaciones imperecederas de Vivaldi, Bach, Beethoven, Mozart, Haydn, Chopin, Tchaikovsky, Debussy y tantos otros genios de la música universal, desde las 7 hasta las 10.30 de la noche, hubiera sido clausurada.Cumbre era la única radio en Bolivia dedicada a transmitir música clásica. Desempeñaba el papel que radio Sodre, en Montevideo, Sol Armonía, en Lima, las radios Beethoven y Andrés Bello, en Santiago, Clásica y Lírica, en Buenos Aires. Casi no había ninguna capital o gran cuidad de habla hispana en que no se hubiese establecido una emisora destinada a la transmisión exclusiva de este tipo de programas. Para La Paz era ciertamente un motivo de orgullo contar con una fuente de cultura como lo era Radio Cumbre. En medio de las estridencias insoportables de tantas otras emisoras, la radio de Mario Castro se esmeraba en la transmisión continua de las obras maestras de la tradición melódica universal, interrumpiéndolas con escasa difusión de avisos comerciales a fin de no distanciar unas de otras las programaciones rítmicas o de concierto. Ante el desborde incontenible de la propaganda política, los anuncios comerciales, los ruidos abrumadores del decadentismo o la bullanga sonora de todos los momentos del día, teníamos en la frecuencia de onda de la emisora ahora clausurada, una expectativa de arte, un refugio en los litigios de la política, un estímulo para los momentos de paz. Poco tiempo después de la aparición esperanzadora de Radio Cumbre, escribí en La Razón un comentario titulado “Gratitud a Mario Castro”, en el que decía: “Todo lo que se diga para celebrar las emisiones de Radio Cumbre quedará corto ante el mérito impagable de haber dotado a La Paz del beneficio continuado de poder escuchar a través del día audiciones clásicas, en un concertado programa que nos entrega la gran tradición musical de Occidente, desde los comienzos medievales y renacentistas hasta llegar a los principales creadores del siglo XX”. Concluía esa nota con las palabras siguientes: “nos parece bien escogido el nombre de este nuevo órgano de comunicación: CUMBRE. La razón está en la geografía y el paisaje de La Paz. Pero también en el nivel superior que se pretende alcanzar al ofrecer a todos los sectores de la población las posibilidades formativas de distracción, y de elevación moral que proporciona el arte musical en sus principales expresiones”.Hoy, por el contrario, nos toca expresar sólo una visión de pesadumbre. Como se lamenta un desastre natural, un fracaso irremisible, una caída en las sombras, una catástrofe colectiva, tenemos que dolernos de la desaparición y el silencio de esa empresa cultural y educativa que dio a La Paz la categoría de ciudad de alto nivel radiofónico en música culta transmitida a lo largo del día. Pero no todo ha de ser actitud plañidera ante esta adversa circunstancia. No puede durar mucho la carencia que ahora nos perturba. Toca a las esferas empresariales, bancarias, a las entidades de cultura y producción económica, emprender todos los esfuerzos necesarios para llenar de algún modo el vacío que tanto nos daña y avergüenza. *Miembro de las academias de Historia y de la Lengua

jueves, 5 de julio de 2007

Actor y declamador Eduardo Dabura


Todavía se escuchan de cuando en vez los poemas de autores universales que plasmara en dos LP Discolandia de Miguel Dueri que temprano descubrió los atributos de Eduardo Dabura, "guayo" para sus amigos en Cochabmba y le invitó a La Paz para registrar los discos. Eduardo nació en Guatemala en 1937 y vivió casi toda su vida (+1995) en Cochabamba salvo el año que estudió en los Estados Unidos y otro más entre Guatemala y Chile. Ya en el colegio La Salle se dedicó a la declamación con tal éxito que su presencia era demandada en toda clase de veladas. Más adelante gracias al impulso del Hermano Enrique de las Moras de La Salle, participó en la puesta en escena de una temporada inolvidable de Zarzuela, y ya por cuenta propia fundó y dirigió su propio elenco teatral y presentó periódicamente obras de autores universales en el Teatro Achá, donde justamente encontramos su retrato entre los notables actores que pasaron por su escenario. Asociado al Instituto Laredo, montó "El Hombre de la Mancha" notable obra teatral que resulta de la combinación de la biografía de don Miguel de Cervantes Saavedra y su obra Don Quijote de la Mancha. La obra moderna que combina el drama con la musicalización de sus escenas, alcanzó tal éxito en ciudades como Nueva York, Madrid, Buenos Aires, que permaneció meses, si acaso no varios años en cartelera. Guayo se lució como actor y cantante junto a Chembo Gutiérrez, Oscar Cortés, Oscar García, Freddy Leoni, Miguel Torres, los esposos García de la cooperación cultural española, y otros muchos que formaron un elenco incomparable. Su deceso cuando aún no había cumplido 60 años causó pesar en la sociedad cochabambina, especialmene entre la colonia árabe con la que mantuvo estrecha convivencia.
Posted by Picasa

Desde The Voice of America, Wáshington

Mercedes Antezana nacida en Oruro, creció y se formó autodidacta en la radiodifusión. Recorrió por los estudios de trasmisión de estaciones de radio de las minas, Catavi, Siglo XX, Llallagua, Huanuni, y de las ciudades de Oruro, La Paz y Cochabamba desde donde salió hacia los Estados Unidos, trabajó en Radio Mundo de Sheaton, Maryland hasta ingresar en Washington a la Voz de América donde es presentadora de noticias y realizadora de varios espacios dedicados a la mujer, a la cultura, al acercamiento del Norte con el Sur. "Para poder competir con el hombre, la mujer tiene que renovarse constantemente y buscar su mayor capacitación". Frecuentemente la sentimos a través del hilo telefónico o la pantalla de Internet y su entusiasmo es tan grande hoy, como hace 35 años cuando la conocimos en La Paz, y algún tiempo después compartimos las casetas de locución en Radio Cosmos de Cochabamba.
Posted by Picasa

Mercedes Antezana locutora en la VOA

Mercedes "meche" Antezana trabaja en la Voz de América, la radioemisora oficial de los Estados Unidos en su sección de habla hispana desde hace varios años. Con abundantes méritos en la campo de la radiodifusión pues se inció en las emisoras mineras, Catavi, Huanuni, Pio XII, (católica) y Vanguardia y Universo de La Paz, aunque también trabajo en la legendaria Amauta de Genaro Saavedra Pérez, y Progreso (de los ex-funcionarios de Serval) y en Cochabamba en Cosmos donde volvimos a encontrarnos después de varios años. Siempre inquieta y buscando la superación profesional llegó a ocupar un sitial donde casi ninguna otra locutora boliviana había llegado aunque existen otras cc. como Rosita Marín (Alice Cury) que han trabajado en los EE.UU. en emisoras comerciales. Cuando en una entrevista de Radiomundo le preguntaron Mercedes qué es lo que más te gusta de la radio, respondió Mercedes: "las noticias, es algo que me llena, pero lo más me encanta de la radio es el contacto con la gente, es la forma de irse realizando como locutor". Y lo que te disgusta de la radiolatina. "Que no exista sentido de sana competencia profesional, ni comprensión, ni suficiente compañerismo. El locutor hoy está en una empresa, mañana en otra, y su tarea es siempre la misma, de servir a los oyentes". Mercedes, qué no te perdonarías a tí misma. "El ser ególatra y dejar sólo para mí los conocimientos aprendidos. Empezé un libro y me gustaría terminarlo de mis vivencias como mujer, como locutoría. No me perdonaría dejar la obra a medias" Desde Gente de Radio, felicidades Mercedes y que sigas cosechando éxitos para orgullo de tus compatriotas radialistas.

lunes, 2 de julio de 2007

Insisten en señales de restricción de la expresión

Aunque Gente de Radio, les brindó oportunamente la noticia, ahora ésta aparecio en la prensa del exterior, si bien de igual contenido, el texto es algo diferente y como tiene que ver con la libertad de expresión en las estaciones de radio, lo ofrecemos a ustedes:

LA PAZ (02/07/07) El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha emitido un decreto en el que limita la concesión de licencias de radio en el ámbito rural y prohíbe además que estas emisoras difundan mensajes políticos. En dicha norma también se prohíbe entregar licencias a miembros de los tres poderes del Estado, así como tampoco a políticos o sacerdotes.

Evo Morales quiere así que las emisoras rurales se abstengan de 'transmitir mensajes partidistas' o proselitistas de cualquier naturaleza. Según muestra el diario La Razón, el director general de Comunicación, Gastor Núñez, ha manifestado que el decreto no afecta a las radios comunitarias que fundó el mandatario, cerca de treinta emisoras que fundó en enero de 2006, con ayuda de capital venezolano para propagar ‘el mensaje de su gobierno’.

La prensa del país ha levantado la voz de alerta nada más tener conocimiento del decreto. De hecho, el presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz, Renán Estenssoro, ha afirmado que este es un decreto 'restrictivo y discriminatorio' en lo relacionado con la libertad de expresión. Así mismo ha manifestado que la Asociación va a pedir explicaciones al gobierno para conocer los alcances de este decreto, el porqué se afecta a ciertos sectores dejando paso a otros y qué es lo que ha llevado a tomar y a aprobar esta decisión, ya que como bien ha considerado Estensoro, las normas 'son para todos'.

La prensa del país hace especial hincapié en que aquellas emisoras a las que afecta tal norma debe cumplir lo decretado ya que de no ser así, estas radios podrían verse obligadas a cerrar, perdiendo así sus respectivas licencias.

No podrán emitir mensajes políticos, deberán limitar su alcance y su propiedad. Esto es lo que viene a establecer la nueva norma dictada por el mandatario boliviano. El viceministro de Telecomunicaciones, Roy Méndez, ha indicado además que la prensa de radios comunitarias, que pueden ser solicitadas por particulares o agrupaciones con fines de servicio comunitarios, deben adecuarse en seis meses al reciente decreto.

Dicha norma además tiene otro punto curioso, ese que prohíbe que los sacerdotes católicos o ministros de otras confesiones religiosas puedan pedir licencias radiofónicas para este tipo de radios rurales, obligando además a las que se concedan que no excedan el ámbito geográfico de los municipios al que debe limitarse.