Páginas vistas en total

martes, 24 de julio de 2012

Jorge Ruiz talentoso documentalista, productor de films, cortometrajes, noticieros, largo metrajes...ha muerto. paz en su tumba


Previus. Durante mis periódicas visitas a la llajta, especialmente en 2005 me tocó compartir con Jorge en el café de la calle Bolívar, en el Café de La Catedral, y fueron tertulias apasionantes, ilustrativas, interminables y siempre con diálogos cortados sea por la intervención de otros amigos en la mesa, periodistas, productores de TV, radialistas...y don Jorge siempre tenía a la mano, la anécdota, la referencia histórica, a los personajes de sus películos, a sus colabores.
Le hube dedicado mi obra "Gotemburgo Destino Final" y a los pocos días me recibió con entusiasmo "tengo los escenarios y los documentos para tu historia" y me sugirió hacer un film, que él tenía documentales del golpe de Estado de García Meza, de las fechorías de Arce Gómez, de la matanza de la Harrington, y si quería retroceder en el libreto también de la contrarevolución de 4 de noviembre del 64, puesto que revelas tu actuación al frente de Radio Illimani, en efecto y Jorge se había dado la tarea de anotar las fechas en orden cronológico para acompañar la historia con imágenes reales rescatadas el mágico reservorio de documentales de Jorge Ruiz.
Así supe de la historia de su inolvidable "Vuelve Sebastiana" para que la tribu de los Urus que circunda el Lago Poopó no se extinga, de Lalo Lafaye que hizo la narración, de Hugo Roncal que fue el actor principal...de otros varios amigos comunes como Tito Landa, Lucho Espinoza, los hermanos Siles que participaron en la filmación...y que en algún momento relataré con mas prolijidad. Jorge se murió y el proyecto del esquema, no pudo completarse, faltaron los recursos y faltó de mi parte, tengo que reconocerlo la suficiente voluntad, talvez porque en el fondo había pensado, lo pienso todavía que mi historia vale mucho para los míos, para mis amigos y conocidos, pero talvez carece de valor para los demás...lo evidente es que la desaparición de éste pionero del cine boliviano, gran patriota y mejor camarada, nos deja en orfandad. ojalá sus hijos pudieran recoger sus hazañas y ponerlas en blanco y negro y en algún momento en el celuloide, aunque ya no como filmador o productor, sino como propagonista de la verdadera historia del cine.

El cineasta boliviano Jorge Ruiz Calvimonte, director con amplia trayectoria a nivel nacional e internacional, falleció este día martes, en la ciudad de Cochabamba a los 88 años, confirmaron allegados a la familia del realizador sucrense.
Su restos mortales se velan en la capital de valle.
Entre sus películas más destacadas están “Vuelve Sebastiana” (1953) , “La Vertiente” (1958) y "Mina Alaska" (1968).
Inició su carrera como director, en la adolescencia, documentales cortos para el presidente Peñaranda y para la empresa YPFB, en 1942. 
Cinco años más tarde, Kennet Watsson (norteamericano), creó una pequeña productora llamada "Bolivia films", para la cual Ruiz realiza varios documentales, entre 1948 y 1951.
En 1950 estrenó "Bolivia busca la verdad", un documental que incluyó la primera escena con sonido simultáneo en la historia del cine boliviano.
Para Carlos Mesa "Vuelve Sebastaiana" es la película semiargumental más importante que se ha filmado en Bolivia, y la mejor realización de Ruiz en toda su carrera.
Jorge Ruiz es sin duda el documentalista más importante y aclamado de Bolivia, además de ser  el director fílmico con más producciones en el exterior.
Cinco de sus documentales ganaron más de una docena de premios, nacionales e internacionales, dando al cine boliviano una talla internacional, que después confirmarían nuevos cineastas como Jorge Sanjinés y Antonio Eguino.

viernes, 20 de julio de 2012

Ernesto Guevara publica odas bien merecidas a Jaime Barrios "el último de los brillantes" por su aporte al mundo de la música

Jaime Barrios ha fallecido a los 73 años la tarde del sábado 7 de julio, y con él Bolivia ha perdido a uno de los músicos más activos y vigentes de las últimas cinco décadas. Es innegable, como invaluable, el aporte al acervo nacional que el grupo Los Brillantes ha dejado, no sólo en la interpretación del folklore criollo, sino en la orquestación de música popular. Pues si bien Barrios, como fundador de Los Brillantes también ha sido creador de las animosas y muy sonadas “Carnestolendas”, asimismo ha sido estandarte musical boliviano, dada su prolija producción musical en el extranjero, en tiempos en que, en nuestro país, no existían las condiciones tecnológicas para registrar su talento musical tanto en la composición, los arreglos y la dirección orquestal. 

Así se puede constatar, para orgullo nacional, consultando su discografía que tuvo un inicio brillante en el Brasil, y que con el avance tecnológico se atrincheró en nuestra patria. El sólo observar las portadas de sus discos permite entender la versatilidad musicalidad de Jaime Barrios, a veces guiando una orquesta de cámara, otras como trío y, cuando ameritaba, acompañado por una comparsa valluna, serpentinas y todo.

Los compañeros del legendario trío de Brillantes, Rubén López y Jorge Veneros, migraron sus almas al cielo mucho antes, y con ellos un pedazo de la historia de la música popular boliviana. Pese a ello, como todo músico, prisionero o liberado por la música, siguió carrera organizando Los Brillantes Junior, esta vez formando una orquesta que ha significado para Cochabamba y el país la oportunidad de contar con una excelente propuesta musical en acontecimientos sociales.

Siempre vestido de una gala impecable, Jaime arrancaba cada presentación con una tanda instrumental compuesta por creaciones propias y arreglos para steel guitar, acompañados por la orquesta. Como intérprete de la steel guitar se ha caracterizado por su buen gusto y una gran destreza, siendo a la fecha de su muerte el único músico boliviano en cultivar la ejecución de este instrumento de sonido tan particular.

Me imagino que a esta altura del artículo se preguntarán ¿qué es la Steel Guitar? Bueno, ahí les va: se trata de una guitarra sin caja de resonancia, que se dispone horizontalmente para tocar sobre las piernas o sobre un pedestal con patas. Para su interpretación se utiliza un dispositivo denominado “steel” que se desliza sobre el brazo de la guitarra y una púa que se usa a la clásica manera de las guitarras eléctricas rockeras.

Esta guitarra también se conoce popularmente como guitarra “hawaiana” por su origen a inicios de los años 20 del siglo pasado. Este tipo de guitarra igualmente es muy utilizada en el género de música country estadounidense, y tiene el mérito de haber acompañado la génesis del blusero conocido como Hillbilly. El sonido de la música de cierre de la serie animada Bob Esponja puede ayudarnos a distinguir el sonido peculiar de la steel guitar.

Como se observa, steel guitar es un instrumento poco usual, cuyo encanto ha seducido a músicos importantes en el mundo como Jerry Biyrd, considerado como maestro de la steel guitar; o Ben Keith, quien acompañó durante muchos años a Neil Young y quien tocara alguna vez con el ex – Beatle Ringo Starr. En el ámbito rockero, el sonido de la steel guitar que más se celebra es el generado por David Gilmour, guitarrista de Pink Floyd, para emblemáticos temas como “One of these Days”.

En esta ocasión también debemos celebrar que Bolivia tuvo un intérprete que capaz de generar gratos sentimientos de paz y placer al escuchar a Jaime Barrios interpretar la steel guitar. Placer que en los últimos años fue compartido por miles de personas que contaron con el acompañamiento de Los Brillantes Junior en los momentos más especiales de sus vidas.

Como sucede con las almas musicales, las horas seguidas a la muerte del artista, su casa, ubicada en la calle Antezana, se ha llenado de visitas y saludos cariñosos dirigidos a los deudos, una familia musical que ha convocado a sus integrantes desde distintos lugares del mundo para reunirse en torno a la memoria del promotor del lenguaje musical, un lenguaje de amor. Desde ya, no faltó la presencia de reconocidos artistas, de toda generación, de nuestro medio, y merecidos homenajes a la persona, al músico, al artista.

Jaime Barrios, potosino de origen, velado por amigos, familiares y una constante compañía musical, ahora descansa en paz en un sitio especial destinado a notables de Cochabamba, otorgado en correspondencia a sus años de aporte a la cultura cochabambina y nacional. Hoy, a una semana de su deceso, estamos seguros que el cielo ha ganado un nuevo ángel musical y, si prestamos atención esta misma noche, veremos en el cielo en forma de estrella a Jaime Barrios, el último Brillante.

Personalmente buscaré nuevas estrellas cantando un huayñito de su composición que dice: “Orureñita querida, llorando te he dejar, así había sido mi suerte, llorando te he dejar… ”.

ernestoguevaraquiroz.wordpress.com

miércoles, 18 de julio de 2012

no hay lugar en Bolivia al que no llegue ERBOL. está en todas partes, hoy cumple 45 y he aquí su historia resumida. del portal ERBOL


Hoy miércoles 18 de julio, Educación Radiofónica de Bolivia (Erbol) cumple 45 años de vida al servicio de nuestro país, constituyéndose en la red más importante y con mayor incidencia en el país.
 
Erbol –que en la actualidad cuenta con 172 medios de comunicación- se fundó con seis emisoras el año 1967, para impulsar el trabajo de alfabetización por radio; de ahí su nombre de Escuelas Radiofónicas de Bolivia, que se modifica a Educción Radiofónica de Bolivia en los 80, cuando sus asociadas también producen programas de educación no formal.
 
En los mismos años 80, Erbol comienza su intercomunicación por banda lateral. El año 1994, inicia su labor vía satélite con el alquiler del espacio a otra emisora y el 2000 con un servicio satelital propio desde La Paz. 
 
En la década del 90  se tiene la experiencia por unos años de la Agencia de Noticias Erbol, vía teletipo. Entre el 2000 y 2003, envía noticias por correo electrónico a sus asociadas y el 2004 comienza a funcionar su periódico digital, www.erbol.com.bo.
 
El año 2002 instalan la subida al satélite Radio Pio XII en Cochabamba y Radio Santa Cruz en Santa Cruz de la Sierra. Con ello se configuran los tres "nodos" satelitales, a los que se une el año 2005 el cuarto nodo en el sur, con Radio Aclo.
 
Las redes regionales - culturales se fundan: en 1983, le Red Quechua Satelital; en 1992 la Red Amazónica Satelital; el 2001, la Red Aymara Satelital y la Red del Sur; el 2005, la Red Guaraní de Comunicación, y el 2006, le Red del Norte Amazónico. Con este esfuerzo se busca respetar y valorar la diversidad regional y cultural del país.
 
Erbol trabaja intensamente en la capacitación de su personal desde 1985 y en 1999 pone en funcionamiento, con gran éxito, el Programa de Formación Universitaria "Voces Unidas".
 
Desde el año 2006, Erbol ejecuta un plan estratégico de trabajo con una renovada Misión y Visión. Este 2012 alista su nuevo plan de cara al 2020
 
Erbol es toda una historia. Una gran historia en la que los protagonistas son sus instituciones asociadas, que han marcado en sus regiones una gran presencia y servicio social, luchando contra las dictaduras y fortaleciendo la democracia.

Erbol en la historia de Bolivia
 
El 18 de julio de 1967, en plena dictadura de René Barrientos Ortuño, nació Escuelas Radiofónicas de Bolivia (Erbol). Los padres Gregorio Iriarte, director de radio Pío XII de Siglo XX; y José Gramount de Moragas, director de radio Fides en aquel tiempo, figuran entre los mentores del proyecto que hoy cumple 45 años. 

La idea era materializar el llamativo modelo de comunicación educativa que había cristalizado radio Sutatenza de Colombia justamente por esos años de guerra fría. Con ese fin se unieron, radio Fides de La Paz, radio Pío XII de Siglo XX, radio San Rafael de Cochabamba, radio San Gabriel de La Paz, radio Loyola de Sucre y radio Bolivia de Oruro.

  • La misión era una sola por ese entonces: alfabetizar. En otras palabras, enseñar a leer para aprender a deletrear el futuro con los excluidos, precisamente,  del futuro.
  • El público era diverso, pero tenían algo en común: la exclusión; y estaba compuesto por campesinos, mujeres pobres, jóvenes y otros grupos sociales sin posibilidades de acceso a la educación.
  • El objetivo era esencial: La libertad de expresión, para dotar a los excluidos y excluidas del mejor alimento de la dignidad y el orgullo: la palabra.
  • Pues puede faltar el pan de cada día, pero si falta la palabra, la persona nunca podrá reclamar la falta de pan y por tanto nunca podrá soñar con un futuro y estará condenado o condenada a quedarse en un presente incierto e indigno.
 
Contra la dictadura
 
La historia marcada por la inestabilidad política debido a los golpes de Estado (200 en total, 60 en el siglo XX) obligó a Erbol a cambiar sus modelos de comunicación y objetivos. 

El nuevo fin era recuperar la democracia frente a la dictadura impuesta por Banzer. Varios de las radios de Erbol fueron prácticamente destruidas y sus periodistas y directores perseguidos.

Como la historia determina a los medios y los medios determinan la historia, Erbol optó por el modelo de comunicación democrática y participativa abriendo sus micrófonos a sus audiencias, las cuales se armaron del poder de la palabra para enfrentar al poder de las armas desde los espacios más impensados: juntas de vecinos, villorrios, comunidades indígenas, etc.

Durante los interregnos democráticos, Erbol se jugó por el proceso, pero tuvo que buscar otra vez la clandestinidad apenas se consumó el sangriento golpe de García Meza, que destruyó radio Fides y ametralló radio Pío XII de Siglo XX y casi mata a su director, Roberto Durette. La misma suerte corrió radio Tarija de Tarija y otras emisoras que habían decidido reclamar democracia. 

La gloriosa cadena minera, integrada por radios mineras y Pío XII, fue la expresión del pensamiento de libertad de Erbol en una osada respuesta ante la cadena de la dictadura impuesta por García Meza.
 
En Democracia
 
Tras la recuperación de la democracia en 1982, Erbol, sin olvidar sus objetivos de alfabetizar e incluir a los excluidos, apostó con visión de futuro por la democracia participativa, cuando la sociedad boliviana todavía estaba embriagada por las libertades vigentes.

Ante la presencia de medios comerciales impresos y audiovisuales, liderados por Paceña de Televisión, hoy ATB, fundado por el banzerista Raúl Garáfulic Gutiérrez, Erbol fue una de las pocas instituciones que, sin apoyar el gobierno de Hernán Siles Suazo, articuló procesos de comunicación con espacios de deliberación. 

Tras la imposición del modelo neoliberal con el gobierno de Víctor Paz, varias radios de Erbol acompañaron La marcha por la vida y la resistencia contra el neoliberalismo que terminó por enajenar los recursos naturales y las empresas estatales, entre ellas, YPFB y ENTEL. 

Por el nuevo contexto sociopolítico y socioecomónico, Erbol optó por denominarse Educación Radiofónica de Bolivia, pues, la escuela había sido superada como espacio exclusivo de formación, debido a que la democracia garantizaba otros espacios físicos y simbólicos de constitución humana permanente. Este curso siguió IRFA - Radio Santa Cruz. 
 
Periodismo
 
También en la década del 80, tras una lectura adecuada y rápida de la realidad, Erbol cualificó la comunicación con la información y abrió una agencia de noticias, saltando del periodismo radial al periodismo escrito; de ese modo asumió el desafío de ser doblemente influyente, tanto en la sociedad, a través de las radios; como en los medios de información que compraban los servicios de la agencia de noticias. 
 
Bolivia multilingüe
 
Los años 90 fueron testigos de la irrupción de los pueblos indígenas y naciones originarias en la vida política, en coincidencia con los 500 años de la Conquista de América.

Erbol, otra vez, se adelanta al futuro y comienza a formar líderes indígenas y concebir las lenguas nativas como principales vehículos de comunicación cultural, intercultural y de lectura histórica de una Bolivia hasta ese momento monolingüe. De ese modo, nacieron las redes quechua, aymara y recientemente guaraní.

Esta previsión de futuro se materializa en nuestros días, que son testigos de la emergencia de los indígenas en la toma de conciencia y toma del poder. Muchos de ellos fueron formados en la escuela de líderes y de alfabetización de las radios de Erbol.

Decidido a contagiar su filosofía de existencia en todos los rincones del territorio nacional, Erbol ingresó a la era del satélite.
 
2000 - La red más grande
 
El Siglo XXI para Erbol comenzó en Octubre de 2003, cuando se constituyó en mediador entre las partes en conflicto y luego en defensor de la vida ante la masacre de la ciudad de El Alto. Otra vez, Erbol enfrentó el poder de las armas genocidas con lo único que tenía: el poder de la palabra. 

En los últimos  nueve años esta entidad –fiel a sus principios- acompañó momentos claves que marcaron el sentimiento de los bolivianos, las marchas indígenas en defensa de los recursos naturales, entre otros temas fundamentales.

En ese sentido, Erbol creó y practicó el periodismo de fuente abierta, que constituyó a cada ciudadano en fuente, medio, mensaje y periodista a la vez.

Revisados sucintamente los últimos 45 años del país, Erbol ha sido causante y no sólo testigo del proceso de cambio que vive actualmente el país.

Lo que viene de la historia de Erbol será escrito por cada uno y una de nosotros y nosotras que vivimos respirando la realidad de nuestros pueblos, regiones y aldeas a través de la radio y otras formas de comunicación.

Ser de Erbol es un orgullo inmenso por toda la filosofía que encierra y una gran responsabilidad por el poder que le otorgó la comunidad boliviana. 

Felicidades por ser de Erbol y éxitos profesionales y humanos.

miércoles, 11 de julio de 2012

Gregorio Iriarte como hombre de Radio utiliza el texto para una reflexión interior "autoestima o egoísmo" que nos ayuda

La meta del ser humano está en desarrollar plenamente todas sus potencialidades. Es decir, está en llegar a ser “él mismo” en todas las dimensiones de su existencia.

Para ello hay que desarrollar una mayor confianza en uno mismo y una auténtica autoestima. Esta es la gran meta que tiene ante la sociedad, ante a su propia conciencia y ante Dios. Lo que profundamente nosotros queremos es lo que Dios quiere de nosotros y para nosotros. 

Muchos ven una contradicción en ello y piensan que la autorrealización es contraria al camino cristiano de negación de sí mismo. Sin embargo, no existe tal contradicción. Lo que importa es lograr una plena realización personal no centrada ni cerrada dentro de los estrechos marcos del egoísmo.

La negación de sí mismo no es lo contrario a la autorrealización personal. Lo que realmente excluye la realización plena de nuestro proyecto ideal de vida es nuestro propio egoísmo: ese dar vueltas y más vueltas sobre nosotros mismos, con un obsesivo “ego” que busca única y exclusivamente el propio éxito y el propio bienestar. Se trata, por lo tanto, de dar pasos decisivos para dominar ese “ego obsesivo” y dar paso al auténtico amor a nosotros mismos. Es decir, a la autoestima.

Nos lo dice el propio Jesús: El ideal de perfección está en “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a tí mismo”, (Mc.12,29). Quiere decir que el amor a nosotros mismos es totalmente legítimo y positivo siempre que esté abierto al amor y a la solidaridad con los demás. 

Por lo tanto, está claro que nuestro principal enemigo es el “yo egoísta” que excluye en todo al hermano y que no piensa más que en uno mismo, haciendo de los demás peldaños para el propio y exclusivo éxito. Si confiamos en Dios, se acrecienta también la confianza en nosotros. Sentimos que tenemos en Él un fundamento firme. Esto nos otorga confianza a pesar de todos nuestros problemas y fracasos. 

Quiere decir que el camino hacia la plena realización mía me exige distanciarme del “yo egoísta”. Debo decir continuamente “no” al ego. Tengo que distanciarme de todo lo que él me exige y liberarme de su predominio y de sus constantes exigencias ególatras. Cuando logramos que nuestra vida se abra a los demás en una auténtica actitud de servicio, fluye en nosotros la alegría del vivir: nos sentimos útiles para todos los que nos rodean. 

Muchas veces nos encerramos en los estrechos límites de “nuestro yo” y no llegamos a descubrir la fuerza y las grandes posibilidades de solidaridad que hay en nosotros. Muchos tienen miedo a salir de su propio caparazón y perder el control de sus proyectos personales y de sus compromisos.