Páginas vistas en total

miércoles, 18 de julio de 2012

no hay lugar en Bolivia al que no llegue ERBOL. está en todas partes, hoy cumple 45 y he aquí su historia resumida. del portal ERBOL


Hoy miércoles 18 de julio, Educación Radiofónica de Bolivia (Erbol) cumple 45 años de vida al servicio de nuestro país, constituyéndose en la red más importante y con mayor incidencia en el país.
 
Erbol –que en la actualidad cuenta con 172 medios de comunicación- se fundó con seis emisoras el año 1967, para impulsar el trabajo de alfabetización por radio; de ahí su nombre de Escuelas Radiofónicas de Bolivia, que se modifica a Educción Radiofónica de Bolivia en los 80, cuando sus asociadas también producen programas de educación no formal.
 
En los mismos años 80, Erbol comienza su intercomunicación por banda lateral. El año 1994, inicia su labor vía satélite con el alquiler del espacio a otra emisora y el 2000 con un servicio satelital propio desde La Paz. 
 
En la década del 90  se tiene la experiencia por unos años de la Agencia de Noticias Erbol, vía teletipo. Entre el 2000 y 2003, envía noticias por correo electrónico a sus asociadas y el 2004 comienza a funcionar su periódico digital, www.erbol.com.bo.
 
El año 2002 instalan la subida al satélite Radio Pio XII en Cochabamba y Radio Santa Cruz en Santa Cruz de la Sierra. Con ello se configuran los tres "nodos" satelitales, a los que se une el año 2005 el cuarto nodo en el sur, con Radio Aclo.
 
Las redes regionales - culturales se fundan: en 1983, le Red Quechua Satelital; en 1992 la Red Amazónica Satelital; el 2001, la Red Aymara Satelital y la Red del Sur; el 2005, la Red Guaraní de Comunicación, y el 2006, le Red del Norte Amazónico. Con este esfuerzo se busca respetar y valorar la diversidad regional y cultural del país.
 
Erbol trabaja intensamente en la capacitación de su personal desde 1985 y en 1999 pone en funcionamiento, con gran éxito, el Programa de Formación Universitaria "Voces Unidas".
 
Desde el año 2006, Erbol ejecuta un plan estratégico de trabajo con una renovada Misión y Visión. Este 2012 alista su nuevo plan de cara al 2020
 
Erbol es toda una historia. Una gran historia en la que los protagonistas son sus instituciones asociadas, que han marcado en sus regiones una gran presencia y servicio social, luchando contra las dictaduras y fortaleciendo la democracia.

Erbol en la historia de Bolivia
 
El 18 de julio de 1967, en plena dictadura de René Barrientos Ortuño, nació Escuelas Radiofónicas de Bolivia (Erbol). Los padres Gregorio Iriarte, director de radio Pío XII de Siglo XX; y José Gramount de Moragas, director de radio Fides en aquel tiempo, figuran entre los mentores del proyecto que hoy cumple 45 años. 

La idea era materializar el llamativo modelo de comunicación educativa que había cristalizado radio Sutatenza de Colombia justamente por esos años de guerra fría. Con ese fin se unieron, radio Fides de La Paz, radio Pío XII de Siglo XX, radio San Rafael de Cochabamba, radio San Gabriel de La Paz, radio Loyola de Sucre y radio Bolivia de Oruro.

  • La misión era una sola por ese entonces: alfabetizar. En otras palabras, enseñar a leer para aprender a deletrear el futuro con los excluidos, precisamente,  del futuro.
  • El público era diverso, pero tenían algo en común: la exclusión; y estaba compuesto por campesinos, mujeres pobres, jóvenes y otros grupos sociales sin posibilidades de acceso a la educación.
  • El objetivo era esencial: La libertad de expresión, para dotar a los excluidos y excluidas del mejor alimento de la dignidad y el orgullo: la palabra.
  • Pues puede faltar el pan de cada día, pero si falta la palabra, la persona nunca podrá reclamar la falta de pan y por tanto nunca podrá soñar con un futuro y estará condenado o condenada a quedarse en un presente incierto e indigno.
 
Contra la dictadura
 
La historia marcada por la inestabilidad política debido a los golpes de Estado (200 en total, 60 en el siglo XX) obligó a Erbol a cambiar sus modelos de comunicación y objetivos. 

El nuevo fin era recuperar la democracia frente a la dictadura impuesta por Banzer. Varios de las radios de Erbol fueron prácticamente destruidas y sus periodistas y directores perseguidos.

Como la historia determina a los medios y los medios determinan la historia, Erbol optó por el modelo de comunicación democrática y participativa abriendo sus micrófonos a sus audiencias, las cuales se armaron del poder de la palabra para enfrentar al poder de las armas desde los espacios más impensados: juntas de vecinos, villorrios, comunidades indígenas, etc.

Durante los interregnos democráticos, Erbol se jugó por el proceso, pero tuvo que buscar otra vez la clandestinidad apenas se consumó el sangriento golpe de García Meza, que destruyó radio Fides y ametralló radio Pío XII de Siglo XX y casi mata a su director, Roberto Durette. La misma suerte corrió radio Tarija de Tarija y otras emisoras que habían decidido reclamar democracia. 

La gloriosa cadena minera, integrada por radios mineras y Pío XII, fue la expresión del pensamiento de libertad de Erbol en una osada respuesta ante la cadena de la dictadura impuesta por García Meza.
 
En Democracia
 
Tras la recuperación de la democracia en 1982, Erbol, sin olvidar sus objetivos de alfabetizar e incluir a los excluidos, apostó con visión de futuro por la democracia participativa, cuando la sociedad boliviana todavía estaba embriagada por las libertades vigentes.

Ante la presencia de medios comerciales impresos y audiovisuales, liderados por Paceña de Televisión, hoy ATB, fundado por el banzerista Raúl Garáfulic Gutiérrez, Erbol fue una de las pocas instituciones que, sin apoyar el gobierno de Hernán Siles Suazo, articuló procesos de comunicación con espacios de deliberación. 

Tras la imposición del modelo neoliberal con el gobierno de Víctor Paz, varias radios de Erbol acompañaron La marcha por la vida y la resistencia contra el neoliberalismo que terminó por enajenar los recursos naturales y las empresas estatales, entre ellas, YPFB y ENTEL. 

Por el nuevo contexto sociopolítico y socioecomónico, Erbol optó por denominarse Educación Radiofónica de Bolivia, pues, la escuela había sido superada como espacio exclusivo de formación, debido a que la democracia garantizaba otros espacios físicos y simbólicos de constitución humana permanente. Este curso siguió IRFA - Radio Santa Cruz. 
 
Periodismo
 
También en la década del 80, tras una lectura adecuada y rápida de la realidad, Erbol cualificó la comunicación con la información y abrió una agencia de noticias, saltando del periodismo radial al periodismo escrito; de ese modo asumió el desafío de ser doblemente influyente, tanto en la sociedad, a través de las radios; como en los medios de información que compraban los servicios de la agencia de noticias. 
 
Bolivia multilingüe
 
Los años 90 fueron testigos de la irrupción de los pueblos indígenas y naciones originarias en la vida política, en coincidencia con los 500 años de la Conquista de América.

Erbol, otra vez, se adelanta al futuro y comienza a formar líderes indígenas y concebir las lenguas nativas como principales vehículos de comunicación cultural, intercultural y de lectura histórica de una Bolivia hasta ese momento monolingüe. De ese modo, nacieron las redes quechua, aymara y recientemente guaraní.

Esta previsión de futuro se materializa en nuestros días, que son testigos de la emergencia de los indígenas en la toma de conciencia y toma del poder. Muchos de ellos fueron formados en la escuela de líderes y de alfabetización de las radios de Erbol.

Decidido a contagiar su filosofía de existencia en todos los rincones del territorio nacional, Erbol ingresó a la era del satélite.
 
2000 - La red más grande
 
El Siglo XXI para Erbol comenzó en Octubre de 2003, cuando se constituyó en mediador entre las partes en conflicto y luego en defensor de la vida ante la masacre de la ciudad de El Alto. Otra vez, Erbol enfrentó el poder de las armas genocidas con lo único que tenía: el poder de la palabra. 

En los últimos  nueve años esta entidad –fiel a sus principios- acompañó momentos claves que marcaron el sentimiento de los bolivianos, las marchas indígenas en defensa de los recursos naturales, entre otros temas fundamentales.

En ese sentido, Erbol creó y practicó el periodismo de fuente abierta, que constituyó a cada ciudadano en fuente, medio, mensaje y periodista a la vez.

Revisados sucintamente los últimos 45 años del país, Erbol ha sido causante y no sólo testigo del proceso de cambio que vive actualmente el país.

Lo que viene de la historia de Erbol será escrito por cada uno y una de nosotros y nosotras que vivimos respirando la realidad de nuestros pueblos, regiones y aldeas a través de la radio y otras formas de comunicación.

Ser de Erbol es un orgullo inmenso por toda la filosofía que encierra y una gran responsabilidad por el poder que le otorgó la comunidad boliviana. 

Felicidades por ser de Erbol y éxitos profesionales y humanos.

No hay comentarios: