Páginas vistas en total

lunes, 30 de junio de 2008

carta de wálter chávez a alex contreras que contiene sabroso material de intriga política utilizada por ambos protagonistas

Estimado Alex:
Cuando te vi en red UNO, el domingo, comentando sobre el referéndum en Tarija, quedé sorprendido de tu cinismo y desfachatez. Pero el colmo fue cuando hiciste declaraciones en Los Tiempos diciendo que nos estamos alejando de los sectores populares. Vaya que tienes jeta Alex. Ahora eres político. ¿Qué pasa amigo? ¿Se te acabó la plata y quieres volver? Ni lo pienses. El Evo ya sabe que te quedaste con más de 500.000 dólares de los venezolanos. Y ellos lo saben también así que no vas a volver por nada del mundo y si vuelves va a ser, como te dijo el Evo, a un consulado lo más lejos posible de la plata.
Y es que tu problema serio es el billete compadre. ¿Te acuerdas todavía hace diez años en Cochabamba, cuando "gambeteabas la pobreza" haciendo tus primeras pillerías? Si hasta era normal, ¿no?. Tenías un programa en radio Centro: "Reporteros en la calle" y sí que estaban en la calle. Con tus cómplices de entonces: el Marco Carrillo y el Iván Canelas. Y quién los ve ahora: paladines de la transparencia. Como tú. Pero la gente se acuerda Alex. Ustedes inventaron el modus operandi que después copiaron también otros colegas. Empezaron por cobrar 100 Bs. por nota, por entrevista. Ahí cayeron políticos, empresarios, sindicateros y todo aquel que tenía 100, luego 200 y hasta 500 lucas para salir en la radio. Y después una cosa condujo a la otra. Al que no les quería pagar le sacaban la entretela hasta que se ponía. Y luego vino lo delincuencial. Se volvieron extorsionadores, de los duros. Cosechaban papeles, fotos, recibos de los corruptos de turno. Y después el Marco y tú visitaban a la víctima y les caía buena platita. ¿Te acuerdas? El Gasser, el Soria, el Asbún, el Antezana, el Olivera… pusieron nomás. Te hiciste amigo del Manfred y le regalaste el programa para él solito en su campaña y te pagaba mucho Alex, mucho. Después fuiste su asesor en la alcaldía y ahí recibías más aún pese a que ya eras dirigente sindical de los periodistas y legalmente no podías. Pero eso era lo de menos. Vos hiciste la lista de periodistas que recibían sueldo de la alcaldía. Esos mismos, los del escándalo que quedó en nada porque tus cuates se encargaron de echarle tierrita por unos pesos. Eso te deben muchos periodistas cochabambinos a ti, Alex, tú les enseñaste cómo prostituirse. Tú, el Marco Carrillo y el Canelas. Intuitivo aunque bruto, entendiste que el camino para la impunidad era ser sindicatero. Tenías comprados a la mayoría de los colegas de Cocha y armaste la fórmula, la de los corruptos, de los podridos: los mismos tres y un par de ladronzuelo chicos como el Víctor Hugo Romero, el que les recolectaba la plata. Hubo un escándalo en tu gestión., ¿te acuerdas? A cambio de tu conciencia y para que nadie hablara de sus latrocinios, el Manfred te regaló una computadora y te dio unos pesos. La computadora te la robaste del sindicato y la platita, bueno la platita te la farreaste. Todos se enteraron Alex. Ahora ya lo has limpiado todo y el proceso que te siguió la Federación quedó en nada. Tenías comprados a todos. Pero recuerda una cosa: no importa cuanto laves la sangre, siempre quedan manchas. ¿Te acuerdas que el Manfred denunció tu extorsión y que tú prometiste hacerle juicio? Nunca lo iniciaste y nunca lo vas a iniciar porque el Manfred te mostró que tenía recibos tuyos y del Carrillo y llegaron a un acuerdo.
Después vino el Evo. Él te metió al Narco News, una agencia de quinta pagada por las FARC y el narcotráfico internacional ¿no lo sabías?. Eso no te lo cree nadie Alex. Y como jugabas bien al fútbol, el Evo te hizo su compinche. Amigos de farras y de puteros. Eras su celestino, su "correveidile", su mandadero. ¿Te acuerdas la vez en que el Filemón te hizo callar de un putazo cuando quisiste opinar sobre el bloqueo? Te sacaron de la reunión porque eras un "llokalla ignorante y atrevido" (lo dijo el Filipo). Pero no importaba, tú sabías que ese era el camino. Luego, para asegurarle el apoyo en Cochabamba volviste a tus periodistas comprados, a tu lista y nos serviste mucho aunque ya en ese tiempo te quedabas con el vuelto. Y aunque el Evo lo sabía no decía nada porque andaba más preocupado por la campaña. ¿Te acuerdas cuando le presentaste al Evo a la Rebeca Delgado, que después fue su ñata y los es hasta ahora?. Ella se convirtió en tu protectora porque cada vez que le contaban al Jefe de tus pillerías, de tus farras y de tus desmanes, ella, en la cama se encargaba de decirle que eran pura habladurías y que te dejara nomás seguir manejando a la prensa. Hasta hiciste tu negocio con el librito de las fotos del Evo. Ni siquiera fue tu idea. Se la robaste al Marcelino, un compañero que creía sinceramente en el proyecto y que ahora sólo tiene una peguita en la alcaldía.
Pero te pasaste Alex. Te quedaste con la plata con que decías que comprabas a la prensa de Cochabamba. Les prometías 100 y les dabas 20. Qué jodido eres Alex. Y cuando se enteraron que te quedabas con la mayor parte y el Víctor Hugo Romero te reclamó, les dijiste que les ibas a dar pega a todos porque ibas a ser Ministro, que el Evo te lo prometió.
Pero era mentira. Y aunque le pediste al Evo ser Ministro (aunque sea de Trabajo le dijiste en la posesión) él se rió y después nos dijo que si te ponía de Ministro te ibas a robar hasta los lapiceros. Nadie te quería Alex, porque sabían todos que eras un maleante, un pillo, pero eso era lo de menos. Lo peor es que eras un desgraciado, una víbora, un alma negra. Y todos los periodistas de La Paz y todos los empleados del Palacio y toda tu gente lo sabe y se encargó de decirlo a todo el mundo. Déspota, resentido, vicioso del poder. Tratabas a la gente con la punta del zapato, los insultabas, los humillabas. Usaste tu cercanía al Evo para hacer las más grandes canalladas. Llamabas a ministros y los puteabas y les ordenabas que contraten a tu gente, porque metiste a toda tu familia, el montón de corruptos y mediocres como tú. Tu hermano, tu cuñado, tus sobrinos, tu tío que salió de la cárcel. Todos entraron y a todos les cobrabas.
Pero hay más. Como todos en Cochabamba saben, eres incapaz de conquistar una mujer por tu enfermedad. Te conocen en todos los lenocinios de la llajta porque tenías que pagar para estar con una mujer. Y una vez en el poder, descubriste que ya no tenías que pagar sino dar pegas. Lograbas sexo por pegas. Metiste a tus amantes a Canal 7, a una pobre chiquilla que apenas sabía leer la pusiste de conductora del noticiero, a otra de iguales condiciones la metiste de administradora del mismo canal en Cocha, a otra la pusiste de directora de comunicación en hidrocarburos, a las de Palacio las usabas con amenazas… eres de lo peor Alex. Te metiste con periodistas a cambio de información. Sólo alguien que es poco hombre se comporta así. Pero tú eres poco hombre Alex.
Recuerdo cuando los venezolanos nos entregaron los 2 millones de dólares para hacer propaganda porque yo los convencí de que sin propaganda no había revolución. Se te salieron los ojos cuando te hablaron de millones y sin poder ocultar tu intención, le pediste al Evo que querías manejar esos recursos. El Evo no quiso darte todo y sólo permitió que manejaras 100.000. Y ahí juraste que nos sacarías de Palacio al Estefanoni, al Orduna y a mí. Y hablaste con La Razón, lo de mi problema en el Perú, la mentira que me inventó el Fujimorismo. Les diste la información completa y a cambio de nada. Antes ya habías hecho fracasar el proyecto de mi periódico mintiéndole al Evo. Pero lo del terrorismo me sacó de escena y te dejó solo a ti, con todo el poder, manejando la plata venezolana. En ese tiempo ya había subido a más de 5 millones. No es necesario entrar en detalles sobre cómo manejaste el billete. No alcanzaban tus dos manos para asaltar los petrodólares del hermano Chávez porque a nadie rendías cuentas, porque eran los nuevos gastos reservados que no entraban a ninguna cuenta, que llegaban en maletas, que se podían repartir entre los ladrones que hoy están en Palacio.
Y cometiste el mismo error de los "nuevos ricos". Dicen que el amor y el dinero no se pueden ocultar. Te compraste una casa en Achumani en 180.000 dólares, te compraste otra casa en Cochabamba, una mansión; cambiabas autos cada semana y no te preocupaba que te vieran todos, es más, querías que te vieran. Todos nos acordamos cuando llegaste al gobierno, vestías chamarrita y después de unos meses ya ibas con traje caro y corbata, tenías chofer y amantes… todo un dandy. Habías alcanzado tu sueño. Ya habías entendido para qué es la política, la tradicional, esa que antes execrabas. Siempre dijiste que las oportunidades se dan sólo una vez y hay que aprovecharlas y tú la aprovechaste muy bien, Alex.
Pero te pasaste maestro. Cuando te fuiste a Tarija y te quedaste bebiendo tres días y te llevaste mujeres al hotel Los Ceibos y armaste un escándalo que ni Jaime Paz había organizado en toda su historia de beodo. Amenazabas con que ibas a hacer que cierren el hotel levantando el nombre del Evo. Qué vergüenza Alex.
El Evo se cansó y ahí estaba el Juan Ramón para contarle al Jefe lo que estaba pasando.
Fue tu error político más grave Alex. Todos nosotros somos desechables para el Evo. Y si pone al Quintana como su Primer Ministro él sabe por qué. Tú quisiste pasarte por encima al Juan Ramón. Primero te quedaste con la plata venezolana; segundo, lo contradecías en el Gabinete; tercero le hablabas mal de él al Presidente y cuarto, le pasaste información sobre su relación con los americanos a la prensa. Eso no te lo iba a perdonar el Quintana.
Tu cartita de despedida fue uno de los monumentos al cinismo, a la mediocridad y a la cobardía. Especialmente cuando dijiste que no debe haber censura a la prensa. ¡Qué descaro Alex¡, Cuando todos escuchábamos en el Gabinete que le decías al Evo que "hay que sacarles la mierda a estos periodistas muertos de hambre", que había que cerrar los canales, que no se les debía dar publicidad porque era necesarios estrangularlos y "van a venir a rogarnos". Todos escuchábamos que le insistías al Evo para que en cada discurso aliente a las masas a romperles la cabeza a los periodistas. Los odiabas porque tú nunca fuiste periodista. Nunca pisaste la Universidad y nunca leíste un código de ética. Y odiabas más a los periodistas paceños porque decías que eran "unos vendidos de mierda", unos "pobres ignorantes que se creían superiores" y que había que sentarles la mano. Despreciabas más a las periodistas y nunca supimos por qué aunque lo sospechábamos. Y tú nos hablas ahora de la libertad de prensa, tú que de frente la defendías y por la espalda la despreciabas. Ese gesto te retrata de cuerpo entero, Alex.
Ahora quieres volver. Y apareces opinando en los canales y de nuevo cobras los favores a algunos periodistas cochabambinos que aún te deben favores (dicen que en Los Tiempos tienes buena entrada por una periodista que te debe algunos). Y hablas de autonomía (cuando para ti los cruceños eran esos "cambas de mierda"), de unidad del país. Te atreves a darnos clases de estrategia cuando en tu ignorancia penosa no tienes idea del término, hablas de sectores sociales cuando nos demostraste en enero de 2006 en Cochabamba cómo manejas a los sectores: tres muertos y una ciudad dividida gracias a que el Evo te creyó que podías organizar el movimiento y tomar la Prefectura y echar al Manfred. Esos muertos son tuyos Alex, y todos te vimos allí, pagando gente, armando a los cocaleros y ofreciéndoles pegas porque creías firmemente que después de que se fuera el Manfred, tú serías el nuevo Prefecto.
Es posible que puedas volver Alex, porque finalmente el Jefe es un hombre básico y de instintos, y de verdad que le hace falta alguien como tú, que le consiga meretrices, que lo adule y le diga que todo está bien, que juegue fútbol con él. Pero por ahora no, Alex., porque gente como tú jodió el proceso. Gente como tú y como el Quintana, rateros de poca monta, aventureros y piratas que creen que pueden engañar a todos y usar el proyecto de liberación del pueblo boliviano y la fe de su gente para enriquecerse, para violar la ley y para abusar del poder como lo hiciste tú hasta el hartazgo. Buena suerte en tu intento Alex, sólo te recuerdo que la gente en este país ha demostrado que no es tonta y que tiene memoria. Y sabe lo que tú eres y lo que has hecho.
Con la estima de siempre: Walter

2 comentarios:

León Franco Paroddi dijo...

TÓDAS ÉSTAS BARAÚNDAS Y VITROLAS DE TRULLEROS ENTRE SÍ, ÉS LA VIVA IMAGEN DEL MUNDO POLÍTICO.
AL FÍN SALE Á RELUCIR, POR BOCA PROPIA, UNA PEQUEÑA MUESTRA-DIRECTA Y PÚBLICA, DE TODA LA PORQUERÍA É INMUNDICIA, ÉN LA QUE LOS POLÍTICOS, UNOS Á ÓTROS, SE MUESTRAN LOS CANINOS COMO LOS PERROS INFECTADOS CON RABIA.
- QUÉ, ÉSTO, SIRVA DE EJEMPLO, Á LA GENTE, QUE NÓ TIENE NI IDEA, DE CÓMO ÉS, EN VERDAD, EL MUNDO DE LA POLÍTICA DE LOS GOBIERNOS DE TODO EL MUNDO.
- PERO, NÓ ÉS LA POLÍTICA ÉN SÍ MISMA, LA QUE VALE Ó NO VALE, SINO LAS GENTES DE ÉSTE MUNDO, LAS GENTES MUNDANAS É INCONCIENTES, LAS QUE PUDREN Y CORROMPEN TÓDO LO QUE TOCAN.
- SI LAS GENTES DESPERTARAN CONCIENCIA ELIMINANDO SUS EGOS-INCONCIENTES Y ANIMALESCOS, LA VIDA CAMBIARÍA EN UN INSTANTE. Y, DESAPARECERÍAN LOS POLÍTICOS, GOBIERNOS, GOBERNANTES, DINERO, BANCOS, EMPRESAS INDUSTRIALISTAS, FARMACÉUTICAS, MINERÍAS, PRETROLERAS, ESCUELAS PÚBLICAS, INSTITUCIONES RELIGIOSAS, PARTIDOS Y MOVIMIENTOS DE TÓDA ÍNDOLE, EJÉRCITOS, POLICÍA, ARMAS Y ARMAMENTOS, IDEOLOGÍAS, DOCTRINAS, SISTEMAS, NUEVO ORDEN MUNDIAL, COMUNISMO, CAPITALISMO, GUERRAS, LEYES TERRENAS, FRONTERAS, LENGUAS, POLÉMICAS Y DEBATES IGNAROS, CONFLICTOS, ENFERMOS, RICOS Y POBRES, LO MÍO Y LO TUYO, ETC..
- SI LA GENTE DESPERTARA CONCIENCIA, ÉSTE MUNDO SERÍA UN EDÉN Y UN PARAÍSO. PERO, GRACIAS Á QUE LAS GENTES TIENEN EL EGO, EL MUNDO ÉS UN INFIERNO; Y, LAS GENTES MISMAS, HAN HECHO DEL MUNDO UN INFIERNO. Y, TÓDO, POR TENER LAS GENTES, EL EGO-INCONCIENTE Y BESTIAL DENTRO DE SÍ MISMAS.
- LA FALSA ESTRUCTURA MENTAL-EGOICA, QUÉ LAS GENTES SE HAN CREADO Á SÍ MISMAS, Y QUE HAN SIDO CREADAS POR CAUSA DEL SISTEMA, QUE ÉN MUCHO Y CASI TODO, LO HAN HECHO É INVENTADO LOS JUDÍOS-SIONISTAS POR SU ÁVIDO LOGRO DE DOMINACIÓN MUNDIAL, HA HECHO QUE LAS GENTES SE ATROFIEN É INVOLUCIONEN, Á GRADOS MÁS BAJOS, QUÉ, LAS DE LOS PROPIOS ANIMALES Y BESTIAS DE LA NATURALEZA.
- SI LA GENTE, QUIERE CAMBIOS; PRIMERO, DEBEN CAMBIAR LAS GENTES DENTRO DE SI MISMAS.
- PERO, SI LA GENTE BUSCA CAMBIOS, QUE NÓ TENGAN NADA QUÉ VÉR CONSIGO MISMAS, ÉSOS CAMBIOS, JAMÁS LLEGARÁN.
- LA GENTE, QUIERE, QUÉ TÓDO CAMBIE; MENOS, CAMBIAR LAS GENTES CONSIGO MISMAS.
- LA GENTE, QUIERE QUÉ TÓDO CAMBIE Á SU ALREDEDOR, Y, QUÉ TÓDO CAMBIE PARA SU BENEFICIO; PERO, LA GENTE, JAMÁS QUIERE CAMBIAR Á SÍ MISMAS PARA CAMBIAR EL MUNDO Y CAMBIAR Á SÍ MISMAS PARA BENEFICIAR AL MUNDO.
- ÉS APENAS LÓGICO, QUÉ TALES DESEOS, TALES BÚSQUEDAS DE CAMBIO, NÓ SÓN BÚSQUEDAS DE CONCIENCIA PARA SÍ MISMOS, NI SON DESEOS DE QUERER HACER CAMBIOS-PERSONALES DE SÍ MISMOS, SINO, PURAMENTE DESEOS EGOÍSTAS Y CIEGOS, DE QUERER VER CAMBIOS ÉN LOS DEMÁS, Y, ÉN TÓDO, MENOS ÉN SÍ MISMOS.
- ÉSTE TIPO DE BÚSQUEDAS EGO-PERSONALISTAS DE LAS GENTES, QUÉ SE EXCLUYEN TOTALMENTE, ÉL CAMBIO DE SÍ MISMOS; ÉS ÓTRO MÁS, DE LOS DESEOS, DE PERENNIZAR EL EGOÍSMO-EGOCENTRISTA DE CADA SUJETO. Y, EL RESULTADO, COMO SIEMPRE, DE UN ARTIFICIO-EGOCÉNTRICO, ÉS LA ETERNIZACIÓN DEL DOLOR, DEL SUFRIMIENTO, Y DE LA INCONCIENCIA AUTO-DESTRUCTIVA DE LA HUMANIDAD.
- "NINGÚN CAMBIO ADVENDRÁ PARA NADA NI PARA NADIE, SI NADIE QUIERE CAMBIAR Á SI MISMO".
V. MAESTRO: SACHABEL RHAOM MELECK.

"EJÉRCITO CRÍSTICO-GNÓSTICO DE SALVACIÓN MUNDIAL".
PIDA SU INGRESO, Á:
fwcsegefe@hotmail.com

Ramon Mendieta Quiroga dijo...

Pobre Paìs!