Páginas vistas en total

sábado, 16 de febrero de 2008

No siempre otorga quien calla

donde termina la razón..empiezan los escupitazos. cuando se han perdido los estribos y se agotaron las explicaciones vacías de contenido, empieza la diatriba, el insulto, la intriga y el ataque personal. qué pena de recurso tan sórdido que nos da la dimensión espiritual de quién los utiliza. las ideas se defienden con ideas. los hechos se confrontan con la verdad. los golpes bajos no están permitidos porque dejan a un lado la ética y el respeto mutuo, única forma de salir adelante en beneficio del colectivo. a un buen entendedor sobran palabras!

No hay comentarios: