Páginas vistas en total

lunes, 21 de junio de 2010

si en Argentina la prensa es atacada y se ocupa de ello el Congreso estadounidense, qué dirían de lo que pasa en Bolivia? La Nación. Editorial II.BA.

Dando una muestra más de la creciente preocupación del gobierno norteamericano por la situación de la libertad de prensa en la región, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos acaba de realizar una audiencia pública especial sobre la cuestión, durante la cual varios legisladores de sus dos grandes partidos políticos se refirieron concretamente a lo que sucede en la Argentina.

Tanto los republicanos Connie Mack y Christopher Smith como el demócrata Alberto Sires se refirieron específicamente a los diversos ataques e intimidaciones contra los medios independientes por parte del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Sires incluyó dramáticamente a la Argentina en la que considera la "lista corta" de los países latinoamericanos donde la situación de la prensa independiente es más grave, junto a Cuba y Venezuela.

Smith describió algunas de las maniobras gubernamentales para amedrentar y someter a los medios, incluidas las que utilizaron intimidatoriamente a las autoridades tributarias para su consumación. La propia relatora especial sobre libertad de prensa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la colombiana Catalina Botero, que fue convocada como testigo por el comité parlamentario del Congreso norteamericano, también se ocupó de esa delicada cuestión.

La preocupación regional por la ola de burdos ataques y presiones a los medios independientes de la Argentina, como se ve, no pasa inadvertida. Hasta desde el Congreso de los Estados Unidos nos llega ahora un claro llamado de atención que, testimoniando la enorme gravedad de lo que está sucediendo en nuestro país, no debería ser desoído por ningún argentino, empezando por quienes tienen importantes responsabilidades en la gestión gubernamental.