Páginas vistas en total

lunes, 20 de junio de 2011

"Odio todo lo que es chileno" decía uno muy boliviano para añadir "no justifico sin embargo la provocación de los 14 militares

todo el mundo discute en calles y plazas, escuelas y cuarteles, dentro y fuera de las oficinas hasta dónde se excedieron los chilenos que detuvieron a 14 uniformados, 6 clases y 8 soldados conscriptos de un regimiento de Oruro. denunciados por robo agravado, los carabineros los pillaron dentro de Chile, con armas y munición de guerra y rápidamente los pusieron en manos de jueces y fiscales que determinaron su retención en calidad de reos. les raparon el pelo, los maniataron y dice algunos que les pusieron cadenas en los tobillos para evitar su fuga. Quizá fue algo excesivo y permanecieron en celdas de la policía de la ciudad de Iquique.


estos son los uniformados: 
Los 14 militares fueron identificados como: El subteniente Edder Carrillo López (25), los sargentos Rolando Martínez (26); Emerson Cortés (33); Rafael Zamuriano (34); Roberto Monasterio, (23); Adibal Nina (23) y los clases Vidal Villca Choque (18); Adolfo Aruquipe, (18); Pablo Choquevillca (19), Miguel Flores (19); Germán Aranda (18); Walter Becerra (20), J. P. Y. (17) y Albert Fernández (20) fueron expulsados cerca de las 19.00 del domingo. El grupo llegó al 
Regimiento de Infantería Illimani en Oruro donde prestan servicio.


no les fieron buen trato, se quejó la Ministra Chacón. "qué esperaba ella que los traten con guante blanco a sabiendas que habían robajo los dos vehículos, que estaban como graves infractores fuera de su país, además que constituían una amenaza por la cantidad y la calidad de las armas que portaban?" explicó un analista. los pillaron con las manos en la masa y provocaron un incidente que no se puede ocultar. "que los trataron como a delincuentes comunes", es decir como los habrían tratado en Bolivia, con la agravante de si los pillaban en cualquier pueblo fronterizo pudieron haber sido linchados por una masa iletrada.

La inexperta ministra Chacón anunció que via Cancillería se tramitará la protesta. Bueno es lo menos que puede hacer aunque tal acción no va a prosperar. Los culpables son en orden de sucesión el Jefe de Estado, la Ministra, las autoridades militares, el comandante del regimiento Illimani acentado en Oruro

Cómo es posible que se cometan dos errores en cuestión de pocas semanas del tamaño de un edificio. No corresponde el reproche. Lo que es más natural es la enmienda para que nunca más se vuelva a repetir tal cosa, so pena de provocar hechos de sangre. Uso de armas con el saldo de imaginar. Pedirán la devolución de armas, en cuyo caso Chile puede pedir una indemnización y ahí mismo quedará la cuestión. Archivada. Mientras lo normal y aconsejable sería que la Ministra Chacón renunciara ante de ser destituída. Sería una formal "diplomática" de hacer pagar el pato de la boda a un chivo expiatorio.


No hay comentarios: