Páginas vistas en total

viernes, 6 de agosto de 2010

crónica de Los Tiempos acerca del discurso de Evo en SC. no hubo datos ni cifras que todos esperaban, aunque sí emociones

El primer mandatario –en su mensaje con motivo del aniversario 185 de Bolivia- pidió conciliación entre los hermanos bolivianos. Manifestó que urge la necesidad de realizar acuerdos, tomando como punto inicial el concepto de soberanía.

También se declaró preocupado por cuatro debilidades que golpean a su gobierno y por ende al Estado Plurinacional: el narcotráfico, el contrabando, la falta de inversión y la ambición desmedida de políticos y dirigentes opositores y simpatizantes o militantes del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).

El narcotráfico no es el “pisacoca”, hay otros factores que hacen grandes movimientos, que generan un inmenso mercado de consumo, el cual, no es responsabilidad de Bolivia, sino de los consumidores. “Todos tenemos la corresponsabilidad (todos los países del mundo) en esta lucha, sólo de ese modo será efectiva”, dijo.

“¿Cómo es posible que algunos importadores, comerciantes paguen coimas a policías en lugar de pagar impuestos al Estado y de ese modo beneficiar al pueblo boliviano?”, se preguntó el mandatario, al tiempo de lamentar que el contrabando utiliza a los movimientos sociales para hacer manifestaciones callejeras en contra de normas que buscan fomentar la producción nacional.

“Otra debilidad es la ambición de algunos dirigentes”, señaló el Presidenet Morales y lamentó que esas ambiciones generen problemas sociales e impidan el avance del país.

Con una hora de atraso y en medio de estrictas medidas de seguridad, el vicepresidente Álvaro García Linera se dirigió a Bolivia en la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional, en el salón Chiquitano de la Feria Exposición de Santa Cruz.

La principal autoridad del Congreso Nacional agradeció la hospitalidad del pueblo cruceño y ordenó al secretario verificar si había quórum en ambas cámaras. Inmediatamente después se procedió con la lectura de la orden del día.