Páginas vistas en total

miércoles, 13 de julio de 2011

sobre las licencias para TV y radiodifusión se aprobó Ley confrontada por la oposición porque significa mayor control del Estado que afecta la libertad de expresión.


corresponde al Primer Congreso de Radio y TV 

En presencia de cinco diputados de oposición, al mediodía de ayer, la mayoría masista aprobó sin contratiempos la Ley de Telecomunicaciones en su estación en grande y postergó el tratamiento en detalle hasta el siguiente lunes por la agenda que debe cumplir las sesiones de la Asamblea.
Al cerrar el tratamiento, el presidente de la comisión de Planificación, Economía y Finanzas, Marcelo Elio, afirmó que la norma fue concertada entre “más de 100 instituciones” que supuestamente asistieron a las audiencias públicas que se realizaron para consensuar la propuesta que había llegado del Poder Ejecutivo.
Añadió que producto de estas reuniones el documento sufrió modificaciones que alcanzaron a más de 50 artículos y que por esa razón se demoró en la redacción de la nueva propuesta, razonamiento que no fue compartido por los diputados opositores.
La diputada Norma Piérola afirmó que lo único que hizo la comisión fue remover los artículos, por lo tanto, se conservan las observaciones: las deudas de Entel, la posibilidad de que las licencias de funcionamiento sean no mayores a 20 años, la liberación impositiva para el área rural, y la obligatoriedad de los medios privados para transmitir los mensajes presidenciales con carácter gratuito.
El presidente de la Asociación Boliviana de Radiodifusoras (Asbora), Raúl Novillo, aseguró que los asociados sobrepasan las 600 radioemisoras y que luego de la ley casi 200 tendrán que cerrar sus emisiones y que eso provocará un conflicto social por el despido de trabajadores.
Para el diputado Luis Felipe Dorado, el MAS pretende aprobar el control de medios con porcentajes que claramente benefician a las emisoras del Estado y de los grupos afines al Gobierno porque tendrá, dijo, el 67% en total porque el Estado controlará el 33%, otros 34% le corresponderá por las frecuencias de los pueblos indígena originarios y las organizaciones sociales, dejando apenas el 33% a los medios comerciales.
La respuesta de la Federación de Cooperativas de Telecomunicaciones (Fecotel) no se dejó esperar, pues anoche el gerente general, Jorge Gonzales, adelantó que hoy se reunirán en La Paz los presidentes de los consejos de Administración y de Vigilancia de las 15 cooperativas para fijar una posición. No se descarta interponer un amparo constitucional ante el Tribunal Constitucional.
Al respecto, el primer vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, Nicolás Ribera, dijo que el Gobierno buscar el monopolio estatal a través de la empresa nacionalizada Entel.

Los medios y la amenaza del controlEl vicepresidente Álvaro García Linera considera equitativa la distribución de las frecuencias de radiodifusión y de televisión que establece la Ley de Telecomunicaciones, en alusión a la concesión del 33% de frecuencias al Estado; otro 33% al área comercial; 17% al sector social comunitario y 17% a los pueblos indígena originarios y campesinos.
"La ley no se parcializa absolutamente con ningún sector; conoce el papel del privado, está en un 33%, pero está claro que este sector no es todo en Bolivia en la actualidad y no lo va a ser en el futuro”, justificó.
Al respecto, el comunicador Julio César Caballero señaló que un riesgo de los medios de comunicación ante la Ley de Telecomunicaciones aprobada ayer en grande está relacionado a la vinculación política que pueda haber en el organismo regulador, por las decisiones que este pueda tomar principalmente en el momento de conceder licencia o de definir el cierre de un medio. Caballero cree que debería haber una instancia imparcial que ejecute esa parte del proceso.
Daniel Castro, presidente de la Asociación de Periodistas de Santa Cruz, opina que otro riesgo es que se acentúe el control estatal sobre los medios con el fin de, a su vez, controlar a la opinión pública. De convertirlos en instrumentos de un proyecto político en particular y de garantizar al Estado su monopolio del control mediático.

    Algunos artículos polémicos   
Art. 27. Licencias. Las licencias en radiodifusión no se otorgarán a personas naturales o jurídicas extranjeras; en el caso de sociedades la participación de la inversión extranjera no podrá exceder el 25%, salvo lo determinado por el Estado a través de convenios y tratados internacionales.

Art. 28. Licencia única.
 La vigencia de la licencia única será de diez años, pudiendo ser renovada por una sola vez por igual período, siempre que su titular haya cumplido con las disposiciones previstas en esta ley y en sus reglamentos.

Art. 29.
 La vigencia de las licencias de radiodifusión será de diez años, pudiendo ser renovadas por una sola vez por igual periodo, siempre que su titular haya cumplido con las disposiciones previstas en esta ley, en sus reglamentos y en la licencia.

III.
 Ninguna persona natural o jurídica podrá obtener licencia de radiodifusión en una misma área de servicio, para más de una estación de radio en una misma banda de frecuencias. En televisión abierta, no se podrá obtener licencia de radiodifusión en una misma área de servicio para más de una estación analógica o digital.

(La foto del Primer Congreso de trabajadores de Radio y TV., La Paz 1960. Preside locutor Mario Castro, a su derecha Juan Valdivia Director de Comunicaciones y Jorge Soriano Badani oficial mayor del Ministerio del ramo)

No hay comentarios: