Páginas vistas en total

martes, 28 de agosto de 2012

por la tercera vez ANF replica las afirmaciones del Gobierno y está dispuesta a probar su versión. los adjetivos de los funcionarios oficiales son injuriosos y ofensivos desmesurados e injustos


La Agencia de Noticias Fides (ANF) ha rechazado las acusaciones que formula el Gobierno en su contra  y ha fijado su posición en dos editoriales suscritos por su director. Sin embargo, en las últimas horas algunos funcionarios gubernamentales han insistido en señalar a nuestro medio como presunto responsable de una supuesta “tergiversación” del discurso que pronunció el Sr. Presidente el 15 de agosto pasado y de las protestas que generaron sus palabras en Santa Cruz de la Sierra.
Ante tales aseveraciones, todas ellas sin fundamento, la Agencia de Noticias  Fides (ANF) se ve en la necesidad de refutar, una vez más, las acusaciones gubernamentales:
1) NO HAY DELITO. La agencia  ANF no “distorsionó” ni “tergiversó” el discurso del Sr. Presidente. La sustitución del adjetivo “flojos” por el sustantivo “flojera” en el título de la nota informativa, que respeta el condicional utilizado por el mandatario, no implica tergiversación ni traición al concepto. Pero, además, ANF transcribió  en el texto y de manera literal el polémico párrafo, lo que demuestra que no hubo mala fe ni mucho menos dolo en el manejo de la información.
2) ANF NO PROVOCÓ LAS PROTESTAS, como le atribuye el GobiernoLa agencia transmitió la información en la noche del 15 de agosto, concretamente a las 19:39 horas,  varias horas después de que se registraran las primeras reacciones en las redes sociales, incluidas las de tres parlamentarios opositores vía Twitter, y tres horas después de la conferencia de prensa convocada por la Gobernación de Santa Cruz para protestar por el discurso presidencial. La propia Gobernación cruceña envió a todos los medios vía e-mail un boletín sobre el tema a las 18:38 horas, una hora antes de la emisión de la nota informativa de ANF. Esto es tan evidente que la información de la agencia incluye las palabras del mandatario y las protestas generadas. Las evidencias están en Internet, incluido el video que transmitió al mediodía al menos un canal de televisión.
3) NO ES CIERTO QUE NO HUBO CONTEXTUALIZACIÓN. ANF emitió una primera información sobre el tema a las 11:15 horas del día 15, en la que resumió el discurso y las propuestas que formuló el Presidente en Tiahuanaco. En dicha nota, ANF no mencionó ni una sola palabra del polémico párrafo. Por tanto, no es cierto que ANF hubiese “descontextualizado” las palabras del mandatario y que hubiese difundido únicamente un párrafo del discurso, ya que la nota criticada por el Gobierno y señalada como fundamento de su demanda era sólo un complemento de la nota central y estuvo motivada, precisamente, por las protestas que había generado el discurso.
Estos son los hechos, todos demostrables.
Las acusaciones del Gobierno, sobre la supuesta intención de ANF y dos diarios de circulación nacional de “generar un enfrentamiento y consecuentemente un odio racial y discriminación entre bolivianos” y de “poner en peligro la unidad del Estado nacional”,  además de falsas, constituyen un monumento a la desmesura, sin mencionar las adjetivos –¡esos sí ofensivos e injuriosos!- que dedicaron algunas autoridades a la ANF en los últimos diez días.

No hay comentarios: