Páginas vistas en total

domingo, 9 de septiembre de 2012

Colquiri. la manzana de la discordia. los mineros la quieren para juquear (robarse cada día algunos kilos del metal) los cooperativistas para repartirse el fruto de la venta (los capataces recibén el 55% el resto a los peones) todas quieren la rica veta en boya

Luego de haber intentado por todos los medios resolver el problema y de haber advertido con encapsular la mina (solución salomónica que en Bolivia significa “ni pa’ mí ni pa’ vos”), el Gobierno parece decidido a levantar las manos y dejar que los cooperativistas y mineros asalariados resuelvan solos el conflicto por la mina Colquiri que lleva ya varias semanas. En otras palabras, eso significa dejar que las cosas se resuelvan a dinamitazos, como sucedió en octubre de 2006 en Huanuni, con un saldo de 16 muertos y más de 100 heridos. Obviamente, el Gobierno lo que busca es que ambos sectores se sienten a dialogar, pero eso es prácticamente imposible porque las posturas son irreconciliables. Si de fuerza se trata, los cooperativistas llevan las de ganar porque son mayoría, lo que además de “peso militar”  también implica el apoyo gubernamental, tomando en cuenta que prácticamente ya estamos viviendo una etapa pre-electoral. De imponerse el poder bélico de los principales aliados del oficialismo, también se producirá una victoria casi definitiva de la ilegalidad en el país y a partir de ahora será prácticamente imposible frenar las tomas de minas e imponer le ley en este importante sector económico. En ese contexto, el ganador será el delito y el gran perdedor, el Estado.

No hay comentarios: