Páginas vistas en total

jueves, 8 de octubre de 2009

altamente preocupante. ahora resulta que Evo duda de Andrade, se pregunta "qué estaría festejando!" sus colegas lo acusan de robo en el asalto a Rozsa


El presidente Evo Morales expresó el miércoles su preocupación por el comportamiento del ex jefe de la disuelta policial Unidad Táctica de Resolución de Crisis (Utarc), Wálter Andrade, supuestamente infiltrado en el grupo de mercenarios europeos que tramaban la secesión de Bolivia y que fue desbaratado en Santa Cruz, en abril pasado.

"Preocupa el comportamiento de este policía", afirmó el mandatario durante una conferencia de prensa dictada en un hotel de Santa Cruz, donde entregó apoyo financiero a los emprendimientos de empresarios pequeños.

Morales se dijo también cuestionado por los movimientos de Andrade, acusado de agredir, con violencia extrema, a un equipo de periodistas de una estación privada de televisión y que sufrió hace más de una semana un accidente de tráfico.

"Sospechosamente aparece accidentado, ebrio, qué estaría festejando, tengo muchas dudas, pero para eso hay la justicia que investigue profundamente el comportamiento de algunos miembros de la Policía nacional, y de eso se encarga la justicia boliviana", subrayó el mandatario.

El gobernante insistió en que la justicia dirimirá, de todas formas, la situación penal de Andrade.

"En temas de separatismo, en temas de terrorismo, en temas de corrupción, caiga quien caiga tiene que ser investigado por la justicia boliviana", afirmó.

De acuerdo con una versión publicada el miércoles por el periódico capitalino La Razón, que cita las declaraciones del capitán de policías al fiscal de la causa, Marcelo Soza, Andrade encabezó la operación de desarticulación de la banda de Rózsa en un hotel de Santa Cruz.

El cotidiano afirma que el grupo de uniformados que se enfrentó con armas a Rózsa y dos mercenarios europeos, se alzó, presume, con un botín, hecho que desconocía el resto del grupo de agentes encargados de materializar la operación.

Este extremo, siempre según el tabloide, generó enconos que derivaron en que la identidad de los agentes fuera desvelada y las fotografías de Andrade filtradas a los medios. (foto y texto de HoyBolivia)