Páginas vistas en total

miércoles, 9 de julio de 2008

ericka brockmann quiroga quién fuera senadora y diputada por cochabamba escribe semanalmente temas de indudable interés

Sin éxito, sumo mi voz al NORA (No al Referéndum revocatorio del Absurdo). Pese a ello, todo indica que su realización es imparable, aunque el evento corone un ciclo de absurdos cuya credibilidad se desportilla día a día. Lamentablemente, son cada vez más las voces que prevén que en el mejor de los casos será insulso nada cambiaría y que, lo más probable, es que se agudizarán tensiones y conflictos, sin descartarse amenazas de involución democrática. Desmantelado el Tribunal Constitucional, a 35 días del 10 de agosto, somos testigos de la descomposición y una acelerada crisis de la Corte Nacional Electoral que se complica con las denuncias de procesos irregulares de identificación e inflación fraudulenta del Padrón Electoral. No hay duda, el día después del revocatorio el Organismo Electoral, institución clave de la República y la democracia, estará en su peor momento. En abril, actores políticos y analistas, resignados ante fracasos previos, subrayaban la importancia del "día después" al referéndum ratificatorio de los Estatutos Autonómicos de Santa Cruz. Sería el momento clave para instalar una mesa de concertación. Progresivamente, los "días después" han sido diferidos una y otra vez como resultado de la seguidilla de referéndums y maniobras a las que obliga una coyuntura en la que los actores se pierden en cálculos irresponsables. Hoy, con justificado escepticismo, trasladamos las expectativas al 11 de agosto. Cualquiera sea el resultado de los "revocatorios", todo indica que no estaremos en mejores condiciones que en enero, para instalar un proceso serio, no demagógico ni espectacularizado de concertación. El referéndum, calificado por otros como un disparate, ha sido un buen pretexto para ingresar en una competencia, ya no de ilegalidades, sino de "machos". ¡Quien se le opone, es un cobarde y un antidemócrata que de resistirse a escuchar la voz del soberano! ¡Vaya manera de entender la valentía! Es irónico. Además de prevalecer eso de "que el pueblo lo prefiere machos y valientes" debemos lamentar que, ser macho, en este caso, sea sinónimo de estupidez. Aceptémoslo, ¡el pueblo los quiere machos pero no tontos! Recién estos días se hace énfasis en el carácter injusto, desigual y abusivo de las reglas del juego impuesta por la ley de convocatoria al revocatorio. Cómica y futbolísticamente lo ilustraba el programa "Confidencias" de radio Panamericana. Un gol del Presidente valdrá uno, mientras, los prefectos, deberán contabilizar uno cada tres goles. En fin, siguiendo en la lógica de los meros machos, los prefectos cayeron en la trampa. ¿No será que quien juega con ventajitas es el cobarde? Ello no es para reír, sino para temer y censurar. No será novedad que el día después, se convierta en el día del nunca jamás, y de un nuevo ciclo de pulsetas. ¿Acaso no se rumorea que el gobierno, luego de una costosa campaña precipitaría el referéndum ratificatorio de su polémica Constitución, ahora en estado de coma? Lo evidente es que ninguna de las partes se resigna a aceptar que la solución pasa por tomar en cuenta al otro. Hasta que ello ocurra, tengamos la fortaleza para resistir el desgobierno, el cortoplacismo, retórica y propaganda cada vez más estridente, el festín de la prebenda, mayor desencuentro entre campo-ciudad, largas filas por gas en un país desgasificado, la consolidación de redes empoderadas de contrabandistas y de quienes se benefician de la economía de la coca-narcotráfico, etc. Lastimosamente, no hay duda que al despertar del vértigo, el Referéndum del Absurdo habrá confirmado su carácter de referéndum del abuso y del engaño. erikabrockmann@yahoo.com.mx www.elfaro-eribolivia.blogspot.com

No hay comentarios: