Páginas vistas en total

lunes, 7 de julio de 2008

a la luz de las disposiciones legales todavía vigentes, la concesión de una frecuencia está reglamentada

Retransmisión de noticieros televisivos en radio atenta a la generación de empleos
En el eje troncal se identificaron a ocho emisoras que optaron por la retransmisión en lugar de una producción propia.
La retransmisión de noticieros televisivos en emisoras de radio es una tendencia que gana espacio en los medios bolivianos, atentando contra la calidad del trabajo periodístico y la generación de fuentes de empleo para los periodistas.Así lo demuestra la investigación “¿Teleradiodifusión? Un estudio sobre la retransmisión de telenoticieros en radios de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz”, realizada por el Observatorio Nacional de Medios de la Fundación UNIR en los primeros meses de este año.El informe de la investigación revela que en las tres principales urbes del país hay siquiera ocho emisoras radiales que retransmiten programas informativos de medios televisivos, y sólo en Cochabamba se han identificado dos.A partir de sus hallazgos, el estudio concluye que “la retransmisión de noticieros de televisión por la radio es un fenómeno que avanza en desmedro del periodismo radiofónico en general, debido a que el espacio dedicado al noticiero radial ha sido total y en ocasiones parcialmente reemplazado por el enlace con los canales de televisión.”Asimismo, pone en evidencia que esta tendencia pone en peligro las fuentes de trabajo para los periodistas y estudiantes de comunicación y periodismo en las tres principales ciudades del país, donde se concentran la mayor parte de las carreras abocadas a la formación de profesionales de los medios.Problemas técnicosLa investigación demuestra que esta práctica está provocando confusión o falta de referencia en el oyente, el cual debe adaptar su audición al lenguaje audiovisual (caracterizado por ser de impacto visual y sonoro) de los telenoticieros, cuando está acostumbrado al lenguaje radiofónico (más coloquial y cuyo recurso esencial es la palabra oral).De la misma forma, constata que las retransmisiones no siempre son completas por problemas de horario, debido a que los espacios y anuncios publicitarios pueden variar entre canales y radios.“Así también se evidenciaron deficiencias debido a los enlaces técnicos y al acompañamiento de los operadores de radio en el ritmo de la retransmisión”, acota.Indica que las limitaciones económicas y de personal de las radios explican, en buena medida, la retransmisión de telenoticieros, la lectura de noticias y editoriales de prensa, así como la reproducción total o parcial de contenidos de cadenas internacionales. Sin embargo, estas limitaciones no pueden justificar la permanente omisión a las fuentes de información originales que evidenció en las emisoras estudiadas por el Observatorio Nacional de Medios.El informe de la investigación precisa que sólo tres entre ocho radionoticieros anuncian las retransmisiones al iniciar o finalizar las retransmisiones. “Proporcionar información a la población requiere de un trabajo profesional, técnico, sistemático y planificado que no puede ser improvisado y mucho menos dejar de ser anunciado”, advierte el estudio.
Nota del Editor: El Reglamento de servicios radioeléctricos que todavía se usa como el manual oficial para usufructuar la concesión de una frecuencia para trasmitir programas radiales, condiciona su vigencia entre otras cosas, a la capacidad y la obligación de editar programas propios de información y noticias. Utilizar el trabajo ajeno de otra estación radial o de televisión no parece estar adecuada a la exigencia de la ley, entre otras cosas, porque no podría responde jurídica y legalmente por sus contenidos. De ahí que no parece ser ésta forma de actuar la mejor teniendo en cuenta además que cada unidad informativa debe tener su equipo de profesionales responsables para ejerzer la información, vale decir debe contratar a periodistas profesionales con los haberes fijados por la Federación del ramo, de lo contrario se está atentando directamente contra la Ley de Radiodifusión y los derechos laborales de los periodistas y radialistas. En todo caso, el debate no está cerrado hasta tanto no se den a conocer nuevas disposiciones según proyectos que entendemos se encuentren a nivel legislativo.

No hay comentarios: