Páginas vistas en total

sábado, 19 de julio de 2008

guillermo capobianco ha trabajado también en radiodifusión y es bien conocido dentro y fuera de Bolivia

Hoy desde El Deber nos propone: "Por aire, mar y tierra" una reflexión invalorable

La corresponsal de guerra interrogó al mítico comandante ‘Cero’ en plena ofensiva general de las fuerzas revolucionarias del Frente Sandinista de Liberación Nacional aquel histórico año de 1979 en Nicaragua. ¿Qué ‘método’ de acción están ustedes ‘aplicando’ para derrotar a la dictadura? “Mira, chica” –respondió el comandante–, no te podría decir exactamente de qué método se trata, lo que te puedo asegurar es que la ofensiva es por aire, mar y tierra. ‘Pija y candela’ por todas partes hasta derrotar al enemigo”.El ambiente que predomina actualmente en el interior de las filas del Gobierno central y el MAS es parecido, pero sólo en la temperatura política. En Bolivia no hay dictadura.La democracia representativa y participativa fue ‘rescatada’ de los gobiernos militares hace 16 años, consolidando así el Estado democrático de derecho sobre una base institucional relativamente sólida.Sin embargo, para la nueva élite en el poder, la toma del Gobierno desde el 22 de enero de 2006 fue apenas una conquista política parcial.La ofensiva general y el objetivo estratégico es ganar ahora el referéndum revocatorio del 10 de agosto y desde allí, sin perder un solo minuto, precipitar el confirmatorio y dirimible de la nueva Constitución, aprobada a sangre y fuego en el cuartel de La Glorieta y la Universidad de Oruro.La sociedad boliviana puede estar así frente a un proceso regresivo de toma del poder bajo parámetros clásicos, donde los próximos pasos del Gobierno son perfectamente previsibles: acudirá nuevamente al voto ciudadano hasta consolidar un régimen autoritario con apariencia democrática.Por eso ahora lo legal e ilegal se pierde en una línea divisoria difusa de acciones que van desde la ‘clonación’ de identidades, ‘cercos’ al Congreso Nacional, hasta la ‘judicialización’ de la política y el terrorismo de Estado.En la nomenclatura clásica de los manuales de la toma revolucionaria del poder, estas acciones son ‘métodos de lucha’ de las fuerzas motrices de la revolución. En la ‘economía’ de contenidos políticos de la democracia representativa, liberal y universal son simplemente delitos. La Ley de Referéndum Revocatorio aprobada con los votos del MAS y Podemos, a la luz de estos elementos conceptuales, fue y sigue siendo aún una trampa política explosiva.El bloque de poder regional-cívico-corporativo y autonómico no tiene otra opción que desplegar de inmediato su potencial de convocatoria institucional en el Congreso para intentar la modificación de la ‘ley trampa’. Para ello deberá contar necesariamente con el apoyo de la movilización social en las calles.El bloque de poder regional autonómico está actualmente resquebrajado en su unidad de acción y de visión, la cual tendrá que ser ‘restaurada’ de inmediato. De lo contrario, el 10 de agosto el Gobierno central se habrá anotado un triunfo político-electoral decisivo, que lo acercará a su objetivo estratégico: la consolidación de un régimen autoritario en Bolivia.
* Periodista memocapobianco@gmail.com

No hay comentarios: