Páginas vistas en total

jueves, 28 de mayo de 2009

ha dado la vuelta al mundo. desaveniencias entre Cristina y Chávez, aunque éste atribuye a desinformación.


La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, pidió explicaciones a Hugo Chávez por informaciones de prensa según las cuales el mandatario venezolano excluyó a empresas brasileñas de su política de nacionalizaciones, que ha afectado al grupo argentino Techint.

Un despacho de la agencia oficial de noticias argentina Télam indicó hoy que Fernández llamó el martes por teléfono a Chávez, quien le negó tales informes periodísticos por lo que la mandataria le pidió ``un desmentido público''.

El martes, Chávez se reunió a solas con el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva, en la ciudad brasileña de Salvador de Bahía, ocasión en la que dijo que llevaba adelante una política de nacionalizaciones de empresas ''menos las brasileñas'', según informó la prensa.

La conversación se filtró a los periodistas que cubrían la cita de Chávez y Lula por medio de los aparatos de traducción simultánea dispuestos para una rueda de prensa posterior.

''Una afirmación de ese tenor, de haber existido, implicaría un grado de discriminación y discrecionalidad, que excede la esfera de soberanía propia de cada Estado independiente'', dijo Fernández al presidente venezolano, según el despacho de Télam.

También ''implicaría una actitud inaceptable por parte de Estados democráticos de derecho, además de ser absolutamente contradictorio con los acuerdos estratégicos que nuestro país ha celebrado con la República Bolivariana de Venezuela'', agregó la mandataria de acuerdo a la agencia oficial de noticias argentina.

''El presidente de Venezuela se comprometió ante la Presidenta argentina a que ni bien regrese a Caracas (hoy) leería todas las declaraciones publicadas y luego formularía las declaraciones'', aseguró.

El Gobierno de Fernández es blanco de duras críticas de las patronales y de la oposición, que le reclaman mayor dureza en vista de que Chávez resolvió nacionalizar varias empresas del sector siderúrgico, entre ellas Tavsa y Matesi, en las que Techint tiene la mayoría accionarial, y el Complejo Siderúrgico Guayana, en la que el grupo es accionista minoritario.

La Unión Industrial (UIA), la mayor asociación empresarial argentina, reclamó el martes que se revise el visto bueno al ingreso de Venezuela como socio pleno del Mercosur por considerar que la política de Chávez contraviene las normas del bloque fundado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Pero el subsecretario argentino de Integración, Eduardo Sigal, consideró hoy que tal reclamación tiene ''tinte político'' y remarcó que Venezuela ''es muy importante'' para la evolución del Mercosur.

Sigal reiteró que el Gobierno argentino mediará ante Chávez para que Techint reciba ''un justo resarcimiento'' y recordó que la intervención de Fernández sirvió para que el grupo argentino pactara el cobro de 1.970 millones de dólares por el traspaso al Estado venezolano de su controlada Siderúrgica del Orinoco (Sidor).

No hay comentarios: