Páginas vistas en total

martes, 19 de mayo de 2009

se busca inculpar a empresarios cruceños de genocidio y arrebatarles sus bienes. Evo quiere quitarles poder económico


El presidente Evo Morales anunció el martes la incautación de las propiedades de los empresarios implicados en afanes separatistas, durante un acto de entrega de una red de gasoductos en el centro de Bolivia. "Ya tenemos muy avanzada (la investigación). Quiero decirles, si algunos empresarios, medios de comunicación (incurrieron en el delito de traición a la patria), esos grupos separatistas, sus bienes van a ser incautados", afirmó al tiempo de patentar su decisión de mantener la unidad territorial y política del país. Morales, cuyo gobierno alista un decreto de confiscación de bienes de quienes se vieran, de forma comprobada, envueltos en tramas para la disgregación de Bolivia, lamentó que "algunos empresarios puedan estar aportando para dividir la patria". El gobernante se refirió al financiamiento que recibió, por parte de particulares, un grupo de milicianos europeos y criollos que, antes de ser desarticulado por la Policía en Santa Cruz, a mediados de abril pasado, tramaba la secesión de Santa Cruz de Bolivia. Fundado en la investigación antiterrorista de gran calado que impulsa hace un mes, el fiscal Marcelo Soza denunció que particulares financiaron el grupo armado que lideraba el mercenario boliviano croata Eduardo Rózsa, abatido en una refriega con la Policía. Rózsa contactó a otro mercenario europeo Tibor Révész, una avezado militante de ultraderechas cuyo paradero se desconoce. En la picota quedaron los supuestos financiadores del núcleo separatista, entre otros Hugo Melgar Achá, Alejandro Melgar Pereira, Juan Kudelka, Enrique Vaca Pedraza, Luis Hurtado Vaca, Carlos Guillén y Lorgio Balcázar. Las antenas de la investigación apuntan asimismo al poderoso empresario sojero boliviano croata Branco Marinkovic y al mismo prefecto de Santa Cruz Rubén Costas. (Texto Los Tiempos. imagen arch.)

No hay comentarios: