Páginas vistas en total

viernes, 26 de marzo de 2010

una buena iniciativa de la oposición será pedir un informe público el presupuesto invertido los últimos años en publicidad en Argentina se disparó al 1200%


Laura Capriata
LA NACION 
Con un abanico de críticas a la reciente negativa del Gobierno a divulgar los números de la pauta publicitaria oficial, los diputados opositores prometieron ayer consensuar y aprobar cuando antes un proyecto que termine con la discrecionalidad en la materia.
Ese fue el compromiso de la Comisión de Libertad de Expresión de Diputados, que en la reunión de ayer escuchó el testimonio de las ONG que se ocupan del tema.
"El Gobierno tiene vergüenza de publicar los datos, por las cifras de miles de millones que lleva gastados en publicidad oficial", sentenció lapidaria la diputada Silvana Giudici, presidenta de la comisión que desde el recambio legislativo quedó bajo el control opositor.
Con ausencia total de kirchneristas y una mayoría integrada por diputados de la UCR, la Coalición Cívica y el socialismo, la comisión acordó que se trabajará para unificar los cinco proyectos sobre publicidad oficial que desde hace tiempo pululan por el Congreso.
El detonante de la decisión opositora fue la negativa del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, de dar a conocer los últimos números del gasto oficial en pauta publicitaria, alegando que la información involucraba "datos personales", tal como LA NACION anticipó en su edición del lunes.
"Ese argumento es simplemente una mentira, ya que, durante el debate de la ley de medios, la propuesta del kirchnerismo sobre publicidad fue que las empresas difundieran la pauta oficial que reciben", recordó Giudici, sobre el artículo 72 de la iniciativa oficial.
La diputada dijo que el mismo gobierno que planteó que la pauta oficial debía ser de acceso público para ganar adhesiones al proyecto de ley de medios ahora plantea que involucra "datos personales" e información sensible, y se niega a difundirla.
Pero el lugar central de la reunión se lo llevaron Poder Ciudadano y la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), a quienes Fernández les negó los datos de cuánto gastó el Gobierno en publicitarse en el segundo semestre de 2009, en coincidencia con las elecciones legislativas.
"Si bien es positivo que la reciente reforma política prohíba la compra de publicidad a los partidos políticos durante la campaña, hay que regular la pauta oficial; si no, el Gobierno correría con una gran ventaja", analizó Pablo Secchi, director de área de Instituciones Políticas de Poder Ciudadano.
Secchi recordó que la publicidad oficial pasó de 46 millones de pesos, en 2003, a más de 600 millones sólo en el primer semestre de 2009. Y, según sus estimaciones, ese año debe de haber superado los $ 1200 millones, sin contar los gastos que originó el plan oficial Fútbol para Todos.
Por su parte, Eleonora Rabinovich, directora del Programa de Libertad de Expresión de la ADC, opinó que "la negativa del Poder Ejecutivo pone de relieve la falta de transparencia y de control de la pauta oficial", y abogó por aprobar cuanto antes una ley que controle la materia.
De la reunión también participaron los diputados Patricia Bullrich y Elsa Quiroz (Coalición Cívica); Gustavo Cusinato (UCR) y Roy Cortina (socialismo), entre otros. Pro y el peronismo disidente apoyarían impulsar juntos un proyecto común sobre publicidad oficial.
"Necesitamos que la publicidad oficial deje de ser propaganda; que los canales sean del Estado y no del Gobierno; que no se use el dinero discrecionalmente y que la gente pueda tener acceso a la información", adelantó a LA NACION Bullrich sobre los ejes que trabajará la oposición en las próximas semanas.
840% 
Creció la publicidad oficial
  • En 2003, gastaron $ 46 millones y en 2008, $ 435 millones. Estiman que en 2009 superó los $ 1200 millones