Páginas vistas en total

sábado, 14 de febrero de 2009

el huracán político sigue su proceso y no parará hasta que se decante la verdad y salgan a luz los responsables del crimen y del asalto a YPFB. de C.R

La omnipotencia suicida

Mientras Santos Ramírez ha ingresado ya al penal de San Pedro, y según lo han señalado los medios, lo habría hecho con el rostro cubierto, del mismo modo en que lo hacen todos aquellos que son encontrados en comisión de delitos o crímenes, mostrando con este gesto su vergüenza y el momento difícil que están pasando al verse expuestos a la opinión pública.
Se ha conocido también que Santos Ramírez ha sido conducido al sector "Posta" del penal, área restringida en la que se encuentran los prisioneros que corren algún riesgo y quienes además pueden pagar un alquiler por la habitación que ocupan.
Llama a la reflexión el hecho de que hoy por hoy convivan en el mismo penal Ramírez y el prefecto Leopoldo Fernández, quien fue tomado prisionero por el Gobierno y hasta el momento no ha sido juzgado por las acusaciones que se le han hecho por supuesta sedición y por la llamada masacre de Porvenir, un hecho luctuoso y oscuro en el que intervino el Ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, quien no ha sido investigado por estos hechos y tampoco por la sindicación de contrabando de 33 camiones que le hiciera su ex compadre y ex Director Nacional de Aduana General López.
El caso de corrupción en el que se ha visto inmiscuido el presidente de la estatatal YPFB, ha provocado un verdadero remezón al interior del MAS, y creemos que aunque el presidente Morales en sus apariciones públicas ponga cara de aquí no pasó nada, e intente mantener la postura de que su Gobierno no será tocado por este u otros huracanes, este es nomás un momento que ha marcado un hito y ha herido los cimientos del partido del Presidente, tal como lo han expresado algunos correligionarios, que están comenzando a salir de su habitual postura de ovejos sumisos al verticalismo impuesto por el Ejecutivo, a consecuencia de la formación corporativa que caracteriza al Mas, razón por la que se actúa como que el partido es todo y las personas no son nada.
Pese a esta característica, se comienzan a individualizar voces, se han escuchado personas que dan la impresión de que comienzan a querer salir del pantano del sindicato, para manifestarse y expresarse como individuos que tienen reclamos que hacer y que están dando muestras de su disconformidad con la forma vertical y orgánica de llevar los asuntos del Estado, del partido y de las nacionalizadas que tiene el presidente Morales.
En este sentido se ha manifestado el senador por el MAS, Gastón Cornejo, quien habló de que su partido ha sido herido de muerte por la corrupción y que él se convertirá en parte del control social para llevar a que se sancionen estas prácticas que se están generalizando.
Lo propio hizo el ex Vocero de la Presidencia, Alex Contreras, quien de soslayo se animó a cuestionar la impunidad de la que goza el Ministro Quintana, dando a entender que si bien Santos ha sido llevado a prisión hay otros que todavía siguen gozando de los favores del Presidente y que esto está dañando el llamado Proceso de Cambio que lleva a cabo su partido, puesto que según su opinión este no se podrá dar ni consolidar si existen corruptos que no son juzgados, a los que se los deja fuera de las investigaciones.
Lo cierto es que el Presidente, se irá de viaje a Rusia, como hace siempre que las papas queman dentro del país o del Palacio; pero no creemos que su viaje disipe la tormenta que se ha iniciado, puesto que existe un sentimiento generalizado de que la transparencia de un gobierno no se logra por meter un corrupto a la cárcel, pues esto podría confundirse como una vendetta al interior del partido antes que como un verdadero deseo de atacar para erradicar el delito. La transparencia se instala cuando todos son juzgados, con la misma fuerza, con la misma vehemencia y con las mismas reglas del juego.Una golondrina no hace verano y mucho más si hay otras golondrinas que siguen volando en círculo, haciendo piruetas, como si a ellos no le hubiera llegado ni nunca les llegará el juicio por sus actos.
Este es el caso del Ministro de la Presidencia, quien ha sido ratificado en su puesto en medio de la tormenta política desatada por los remezones de corrupción. Quintana aprovecha cualquier circunstancia para sentarse al lado del Presidente, para tratar de hacer un papel de yo ya me olvidé de todo y estoy en otra, tal como se lo vio anoche reclamando diálogo y pacificación nacional, mientras el estómago de sus correligionarios y del pueblo asqueado se retuerce en una nausea que no se pasará porque el Presidente Morales ha decretado que todos se olviden de la sensación de nausea que provocan los que son sindicados como corruptos.
En una muestra de terquedad que puede convertirse en un acto de omnipotencia suicida, Morales sigue sosteniendo que no eliminará los fideicomisos, pese a que se ha comprobado que estos son un cheque en blanco a la corrupción.
Creemos que el huracán político seguirá en proceso de formación mientras Evo Morales no limpie bien su casa y además la náusea no se pasará porque sí, sino cuando dejen de sentirse los olores de la corrupción que se campea y se sienta codo a codo con el mismo Presidente.

No hay comentarios: