Páginas vistas en total

viernes, 3 de abril de 2009

cuando uno se pregunta cómo es posible que sea vicepresidente un delincuente que asaltó remesas, hizo volar en pedazos propiedades del estado,

no puede menos que exclamar airado haciendo eco a Dante Pino:

con qué moral. !carajo!

Cuando tenemos que escuchar las pausadas y meditadas declaraciones del señor García, que acusa de delincuentes, corruptos y reclama autoridad moral a la oposición, cuando nos muestran al hermano Presidente ofendiendo a periodistas, a ciudadanos, a la Iglesia Católica, a mandatarios de otros países, masticando coca y amenazando al mundo con hacer desaparecer el capitalismo, cuando nos vemos obligados a tener que soportar la ignorancia de Ministros de Estado que no conocen la materia encomendada, cuando se apresan ciudadanos sin respetar sus derechos y cuando además de todo esto, nos enteramos que roban, prostituyen, coimean, mienten, matan y destruyen todo lo que tocan, no podemos menos que exclamar: ¡con que moral carajo!
Quienes dicen que otros fueron delincuentes, son los que tienen un prontuario in extenso en sus espaldas, por robo armado, crimen organizado y asesinato premeditado, como el señor García Linera.
Quienes se desgarran la cara acusando ahora a cruceños, tarijeños, benianos y pandinos de haber efectuado actos vandálicos el año pasado, son los que voltearon y dinamitaron torres eléctricas, se apropiaron de recursos universitarios y remesas salariales.
Quienes exclaman que la coca no es cocaína y que es una hoja sagrada, declarada patrimonio cultural boliviano, son los que expanden la producción de la coca (17.000 hectáreas) que hacen posible la fabricación de 100 toneladas diarias de cocaína, distribuida al mundo entero, con marca y sello de garantía.
Quienes hacen del neoliberalismo la excusa para nacionalizar, estatizar y confiscar la propiedad privada, son los que nos quitaron mercados para exportar, producción para garantizar el consumo de energía, convertir la estabilidad en inflación, la deuda pública en nuevo detonante para la economía y los superávits fiscales en déficit nuevamente.
Quienes nos prometieron un cambio de conducta, transparencia y honestidad están pringados de mierda hasta el cogote por sus propios actos delincuenciales.¿Son estos los que se autoproclaman “nuevos políticos”?¡¿Con que moral carajo?!

No hay comentarios: