Páginas vistas en total

viernes, 7 de agosto de 2009

cómo es posible que la misma persona que dijo "traición a la Patria" al que negocie con Chile, ahora le regala la mitad del Silala y nadie se opone.


Programa: NO MENTIRAS

Canal: PAT

Entrevista: Carlos D. Mesa (ex presidente de Bolivia)

EVO, EL CAMPEON DE LA DIGNIDAD Y EL CAMPEON DEL ENTREGUISMO

Carlos Mesa: “El presidente está negando una política de Estado, la política de Estado de una nación está por encima de las ideologías. No interesa quien sea el presidente, la reivindicación marítima, la defensa de los intereses en el tema del Silala son cosas que superan si uno es de derecha, de izquierda, populista, democrático o dictador. Es el concepto que el presidente y su gobierno no concluyen.

P.- ¿Si el presidente que hace esto, fuera otro, como usted ha dicho, Sánchez de Lozada o usted u otro lo hubieran derrocado?

Mesa: Muy probablemente sí. Hay que recordar que el actual presidente de la República fue uno de los más duros y dijo, cuando se estaba hablando de la facilidad de venderle gas a Chile, que no había que comprar un solo producto chileno y acusó de traición a la patria a quien lo hiciera.

Le quiero recordar que cuando yo hice una negociación con Argentina, que ahora el presidente Morales se la está apropiando como si él la hubiera hecho, me amenazó con juicio de responsabilidades porque según él íbamos a vender, a través de Argentina. Ahora me gustaría saber, si hay alguien que tenga el valor en la oposición juicio de responsabilidades que es lo que corresponde por esta acción.

P.- Quiero leer lo que está diciendo el Soberano

“El presidente deja el Silala en manos de Chile, será el peor error de su vida ya que eso es un recurso boliviano que servirá a futuro”, dice Adrían.

“Nunca se hizo nada por el Silala en ninguna presidencia, pero ahora que se hace algo, le dicen traición a la patria. ¿Por qué le buscan siempre algo malo a lo que realiza el gobierno?”

Wilson desde Sucre. “Es traición a la patria porque aparte de negarnos la salida al Mar, ahora quieren nuestras aguas del Silala”.

Desde La Paz, Marcelo Mendieta “El tema del Silala no es un favor que Evo está haciendo a Chile para establecer relaciones como lo hace con Venezuela”.

¿Qué parece lo que está pensando el soberano Carlos Mesa?

Mesa: En términos generales creo que la lógica es impecable, porque estamos hablando de un recurso extraordinariamente sensible, probablemente el recurso más valioso que se tiene en el siglo XXI y va ser probablemente, uno de los temas de mayores conflictos internacionales. El ceder graciosamente agua dulce que tiene un manantial finito, no es un agua que se renueva permanentemente como un río, este es una reserva, que en determinado momento se agotarán, en una región que necesita agua de manera muy significativa.

En cuanto aquel que dijo que no se hizo en el pasado, no es verdad. En el pasado se estableció de negociar el tema del Silala con la lógica que Chile tenía que pagarnos el 100% y de buscar un arbitraje internacional, porque estamos absolutamente seguros que Bolivia tiene razón que las aguas es nuestray que Chile nos debe un dinero y que tiene que pagar por el 100% de la utilización de esas aguas.

P.- Hay quienes dicen, si van a pagar 5 millones de dólares eso frente a lo que tiene Potosí es nada ya es algo ¿por qué rechazarlo?

Mesa: Con esa lógica podríamos empezar a alquilar una casa por la décima de su valor, porque peor es nada. Con esa lógica podríamos vender el gas por la tercera parte de su valor, porque peor es nada.

El concepto no solamente es el elemento utilitario de lo que vamos a recibir hoy, esta es una reserva que tiene que ser pensada para las futuras generaciones. Recurso finito particularmente, en el futuro el país va requerir de esa agua para su desarrollo, para el consumo de agua del ciudadano, pero también desarrollo industrial. En consecuencia, no hay que pensar en el corto, hay que pensar en el largo plazo.

P.- Este tema se puede volver fundamental, en la carrera de Evo Morales, que tiene la pretensión de ser siempre el que defiende los intereses de la patria y de que pretende ser quien libera, un libertador, así se ha denominado. ¿Esto lo vuelve más bien un entreguista, si perdona la deuda histórica, si acepta el pago parcial solamente?

Mesa: No me da la impresión de que el presidente esté en condiciones de hipotecar su futuro político con un tema como este. Al presidente se le da una serie de licencias y el país está mal acostumbrado a cualquier exceso del presidente que no se aceptaba antes. Por lo tanto, dejo en duda que esto sea un elemento crucial en su visión, pero si va ser un tropezón importante.

El presidente no puede ser el campeón de la dignidad cuando se refiere a Estados Unidos y el campeón del entreguismo cuando se refiere a otros.

Como al presidente le encanta los adjetivos y no tiene ningún temor en insultar y adjetivar al primero que se le pone delante, no tengo ningún miedo en decir que esto es una actitud y la dignidad vale para cualquier nación con la que Bolivia esté tratando.

No hay comentarios: