Páginas vistas en total

viernes, 27 de marzo de 2009

marco chuquimia de el deber ha preparado ésta nota sobre el estado de la investigación del crimen deradialista Carlos Quispe ocurrido por linchamiento

El fiscal Santos Lipa es la última autoridad del Ministerio Público que conoce el caso del periodista asesinado Carlos Quispe. Al cumplirse un año de la desa-parición del locutor de radio Municipal de Pucarani, el fiscal aseguró que ‘nadie viene a gestionar el papeleo’ que demanda la notificación a los supuestos responsables.Ha pasado tanto tiempo que Lipa incluso olvidó a quienes convocó a declarar y recuerda que hasta el momento sólo una persona prestó su testimonio. Se trata del concejal de Pucarani Edwin Huampo Espinoza, pero éste no fue detenido.“Hemos mandado a los investigadores las citaciones para que presten sus declaraciones, pero me han devuelto las convocatorias porque dicen que no encontraron los domicilios de esas personas”, aseguró el fiscal y añadió que las citaciones fueron enviadas la semana pasada.El fiscal acotó que no hay familiares o amigos que se preocupen del caso. “Estamos tropezando con ese problema y no sabemos con quién coordinar”, manifestó Lipa. Carlos Quispe vivía al pie de la Ceja de El Alto. Le sobrevivió su padre y dos hermanos.Hasta junio de 2008, el responsable de las investigaciones era el fiscal Gregorio Blanco, que afirmó que él entregó el caso con la declaración del concejal Edwin Huampo a su colega Lipa, que no avanzó en la indagación.Ahora el caso se encuentra en manos del juzgado de Achacachi, que está al otro extremo del altiplano paceño. Fue trasladado por ‘razones de jurisdicción’. El juicio debía ser llevado a Pucarani, pero como el juzgado de esa región también fue incendiado, se trasladó el juicio a Achacachi.El otro problema es que no hay juez en esa población, entonces, por vacaciones del titular, se hizo cargo el juez Emilio Santa Cruz, que es autoridad judicial de la localidad de Copacabana.A la escasa acción del Ministerio Público se suma la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz, cuyo titular, Boris Quisberth, señaló que perdieron ‘todo contacto con la familia’ y que no hay forma de impulsar el proceso porque existen ‘intereses políticos’ en la población que impiden su investigación. Recordó que pidieron la ayuda del presidente de la Comisión de Política Social de la Cámara de Diputados, Guillermo Mendoza, pero por ausencia de los familiares se truncaron las gestiones.
La SIP y la ONU están en alertaLa Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) y la Organización de las Naciones Unidas se han pronunciado sobre la impunidad por la muerte de Carlos Quispe. La SIP observa las dilaciones del caso, mientras que la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos lo incluyó en su informe anual. “A pesar de que los sospechosos involucrados en el asesinato fueron identificados, este hecho no ha sido esclarecido debido por dilaciones”, señala el último documento presentado por las Naciones Unidas.

No hay comentarios: