Páginas vistas en total

lunes, 8 de junio de 2009

al menos 30 años sin derecho a insulto le esperan al originario alberto Pizango autor de la revuelta con 24 policías asesinados (E.C., Lima, Perú)

A Pizango le esperarían hasta 35 años de cárcel por la violencia del paro nativo

7:31 | Advierten que la fuga del dirigente nativo agrava su situación. Plantean la renuncia de Simon.

El dirigente nativo Alberto Pizango —quien hasta el momento no es localizado— podría recibir una condena judicial de entre 25 y 35 años de cárcel, si se probara su condición de autor intelectual de los luctuosos sucesos ocurridos en la Amazonía.

Lo afirmó ayer el experto en derecho penal Luis Lamas Puccio, quien manifestó que entre los delitos que habría cometido Pizango están los de rebelión, sedición, ataque a las Fuerzas Armadas, posesión de armas de fuego, homicidio calificado, ataque a la propiedad pública y privada.

El hecho de que Pizango haya pasado a la clandestinidad complica su situación legal porque sería un agravante que no afronte sus responsabilidades ante las autoridades jurisdiccionales.

LA DEROGATORIA
En tanto, el sociólogo Carlos Reyna comentó que en la masacre de Bagua existen responsabilidades políticas “muy graves” que requieren ser asumidas. En primer lugar —dijo Reyna— renunciar el presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, “si le resta un poco de dignidad, y su renuncia acarreará la de todo el Gabinete”. Respecto del Congreso, planteó que se acuerde la derogatoria de los decretos legislativos 1090 y 1064 (que elimina el derecho de la consulta previa) “para calmar la situación que vive el país”.

OTRA ÓPTICA
“¡En la desgracia de Bagua todos somos responsables porque el tema de las comunidades nativas estuvo en todas las mesas!”, sostuvo la legisladora Lourdes Alcorta, de Unidad Nacional.

Dijo que por el lado del Poder Ejecutivo hubo negligencia por permitir que creciera el reclamo de las comunidades nativas para derogar el Decreto Legislativo 1090 aunque tampoco dejó de señalar la total irresponsabilidad del líder de los nativos amazónicos Alberto Pizango, “quien estuvo día y medio con el tema de la insurgencia”. “¿Quién está detrás de él? El discurso de Pizango no es de él”, agregó.

Su colega Carlos Bruce (AP) opinó que las responsabilidades políticas por los hechos de Bagua “pasan por la renuncia del jefe del Gabinete, Yehude Simon, y la salida de la actual titular del Interior, Mercedes Cabanillas. Tampoco tiene perdón el salvajismo con que han actuado las comunidades nativas”.

Esta tarde habrá informe oficial
¿Cuáles son las salidas que hay para afrontar la situación política derivada de los sucesos en Bagua?

Para parte de la oposición, una es la renuncia del presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, o la de la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas. Ambos han dicho que siguen en sus puestos, y el vocero de la bancada humalista Fredy Otárola considera que el presidente Alan García Pérez no debería demorar ni un minuto más en licenciarlos.

Otros plantean la interpelación para luego llegar a la censura. Al cierre de esta edición no había ningún trámite al respecto.

Lo que sí se supo fue que hoy se reunirán los voceros de las distintas bancadas políticas para examinar el caso de Bagua. A las tres de esta tarde sesionará la Comisión de Defensa Nacional del Parlamento para atender las exposiciones del primer ministro y de la titular del Interior sobre los luctuosos acontecimientos del fin de semana.

Otra salida es iniciar una investigación parlamentaria cuyo pedido está en curso.

No hay comentarios: