Páginas vistas en total

sábado, 13 de junio de 2009

el juicio contra la Zurita y el Avalos puede prosperar y la mano de la justicia es larga y detener y condenarlos por espionaje y sabotaje al Perú. Ojo


El vicepresidente del Congreso de Perú, Álvaro Gutiérrez, anunció ayer en Santa Cruz que iniciará un proceso judicial contra los dirigentes campesinos del Movimientos Al Socialismo (MAS) Isaac Ávalos y Leonilda Zurita por incitar a los indígenas peruanos a levantarse en contra del gobierno de Alan García. La senadora suplente del MAS, desde Cochabamba, replicó las acusaciones del congresista peruano, a quien calificó de “vocero del racismo” y le dijo que no va a callar.

El secretario general de la Confederación Sindical de Campesinos de Bolivia, Isaac Ávalos, por su parte, minimizó las acusaciones de Gutiérrez, aduciendo que su participación en la IV Cumbre Continental de Pueblos Indígenas, realizada en la localidad peruana de Puno, no fue para llamar a la subversión en Perú, sino para dar a conocer el proceso de cambio que lidera en Bolivia el presidente Evo Morales y reafirmar la unidad del movimiento indígena y campesino.

La confrontación que mantienen los gobiernos de Perú y Bolivia por diferentes discrepancias y mutuas acusaciones de injerencia, acentuada en las últimas semanas por los sucesos violentos en la amazonia peruana, ayer se replicó entre parlamentarios peruanos y dirigentes de sectores sociales afines el presidente Evo Morales. La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), que forma parte de la estructura del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), pidió ayer a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que investigue la “masacre” de indígenas en Bagua, en la Amazonia peruana.

La resolución fue aprobada en la Asamblea Consultiva de los pueblos indígenas de tierras bajas de Bolivia, realizada en Beni, en la cual condenan los hechos violentos en Bagua y piden el esclarecimiento de los mismos.

Por su parte, el congresista peruano, que llegó a Santa Cruz para participar de un encuentro de senadores de América Latina, adelantó que está haciendo un estudio para demandar a ambos dirigentes del MAS ante tribunales internacionales por incurrir en injerencia política en asuntos de Perú.

Asimismo, manifestó que pedirá al Congreso de su país la prohibición del ingreso a Perú de Ávalos, secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) y de Zurita, máxima dirigente de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa (Cnmcb-BS), y si ingresan sean detenidos para que respondan ante la justicia porque son considerados instigadores del levantamiento de los indígenas, el 5 de junio pasado en el que murieron 34 personas, en los enfrentamientos entre campesinos y policías.

“Vamos a proponer que estas personas (Zurita y Ávalos) ya no puedan ir a Perú. Estas personas, creo yo, sólo están yendo a instigar. El señor Ávalos fue a decir que ya estaban en el Gobierno y que ahora sólo faltaba crear la Constitución de los pueblos indígenas. Que diga eso en su país, en mi país es un invitado. (...) Lo que está haciendo la señora Zurita es una injerencia del Gobierno, ella es del Gobierno boliviano”.

Gutiérrez, para respaldar sus acusaciones, mostró un video en el que se observa a los bolivianos pronunciando discursos en los que convocaban a pasar de la resistencia a la rebelión. También hizo pública la carta que envió el presidente Evo Morales al líder indígena peruano Alberto Pizango, que solicitó refugio en la Embajada de Nicaragua en Lima.

Frente a estas advertencias, Zurita rechazó las acusaciones de injerencia y dijo que si bien físicamente tal vez no podrá ingresar a territorio peruano, pero desde aquí seguirá respaldando la reivindicación indígena, el rechazo al Tratado de Libre Comercio (TLC) y al modelo neoliberal, porque “las ideas y los mensajes no tienen fronteras”.

Recolectan firmas en El Alto

El Directorio de la Asociación de Peruanos Residentes en Bolivia (Asperbol) arrancó, ayer, en la ciudad de El Alto, una campaña de recolección de firmas reclamándole a su país que le retire el asilo y los refugios políticos a tres ex ministros de Gonzalo Sánchez de Lozada. Se espera llegar a 10 mil firmas en todo el país.

Mirtha Quevedo, ex de Participación Popular; Jorge Torres Obleas, ex de Desarrollo Económico y Javier Tórrez Goitia, ex de Salud, residen desde hace poco más de un mes en Perú, país que les dio asilo y la condición de refugiados políticos.

La campaña se lleva adelante en las afueras de la Alcaldía quemada de la urbe alteña. El titular de la Asperbol y fotógrafo del presidente Evo Morales, José Luis Quintana, afirmó que en la primera jornada se recolectaron un poco más de 200 firmas. Adelantó que en las próximas semanas recolectarán firmas en La Paz y otras ciudades.

Al momento de dejar la rúbrica los peruanos deben mostrar su DNI (Documento Nacional de Identificación) acreditando su nacionalidad. La Prensa comprobó ayer que se recibieron poco más de dos centenares de entre las 10:00 y las 14:00.

MÁS CARTAS

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, dijo ayer en Santa Cruz que se harán las cartas que sean necesarias ante el mundo para defender los derechos de los pueblos, "los conflictos surgen por problemas materiales propios de una sociedad, justificar que un conflicto es por un documento es falsear la historia".

El mandatario volvió a justificar la carta enviada por el presidente Evo Morales al congreso indígena realizado en Puno, hecho que provocó la protesta del Gobierno peruano. Pese a esta reacción, el presidente Morales, en su visita a Cuba este jueves, defendió los “derechos humanos de los indígenas de Perú”, enfrentados a su gobierno. "No es posible que, nuevamente, las comunidades indígenas sean las más vilipendiadas de la historia latinoamericana. Sean humillados, como hemos visto, durante los últimos días", dijo.

No hay comentarios: