Páginas vistas en total

miércoles, 10 de junio de 2009

crónica muy ilustrativa de Los Tiempos "seguir atizando el fuego" hasta llegar al rompimiento y quizá la guerra con Perú. irresponsabilidad. veamos!


El vicepresidente Álvaro García Linera criticó ayer duramente a los parlamentarios peruanos por utilizar como “pretexto y justificativo para la gestión de problemas internos” la carta que el presidente Evo Morales envió al Congreso de Indígenas de América Latina que se realizó en Puno, en la cual les llama a pasar de la resistencia a la rebelión y a la revolución, mientras sectores afines al Gobierno protagonizaron una protesta contra el mandatario peruano Alan García, en puertas de la Embajada de Perú en La Paz.

Pese a los continuos desencuentros entre los gobiernos de Perú y Bolivia, acentuados en los últimos días por varios roces verbales entre los mandatarios Alan García y Evo Morales, y mutuas acusaciones de injerencia, el vicecanciller Hugo Fernández descartó ayer la posibilidad de que Bolivia y Perú rompan relaciones por la existencia de “enfoques diferentes de la realidad".

Fernández tachó de "alarmistas" las informaciones que indican que las relaciones entre Bolivia y Perú están al borde de la ruptura y abogó por "limar las asperezas" con el país vecino.

"Hace bastante tiempo existen dificultades en las relaciones entre Bolivia y Perú que no son insalvables y tienen que ver con distintos enfoques que ambos gobiernos" tanto en sus políticas internas como en el ámbito internacional, reconoció.

Sin embargo, ayer, en conferencia de prensa, el vicepresidente Álvaro García Linera rechazó cualquier intención de querer involucrar al presidente Evo Morales con la crisis que vive actualmente el Perú y criticó a los congresistas de Perú, que el lunes relacionaron una nota firmada por Morales con los enfrentamientos entre indígenas y policías en la selva amazónica del país vecino. La autoridad afirmó que es un “gran error” pretender justificar los conflictos internos con papeles.

“Es una carta dirigida a los pueblos del mundo, a los marginados, a los humillados. Es una carta que fundamenta una convocatoria a la vida. (...) Las palabras y los papeles no matan. Quienes piensan lo contrario pueden verse tentados a actitudes similares a las que, en los años 30, los fascistas asumieron considerando que las ideas son peligrosas y por eso quemaron libros. Es un gran error querer esconder problemas internos dirigiendo la mirada a documentos, a libros, a cartas”.

García Linera reiteró que una “rebelión” no se origina en un documento. “Los pueblos se rebelan porque sufren, porque se sienten humillados, porque se sienten arrebatados de sus riquezas, de sus recursos”.

Descartó que la condena realizada a la “masacre” el fin de semana por la ministra de Justicia, Celima Torrico, sea la posición oficial de Bolivia.

El lunes, durante una sesión del Congreso del Perú, en la que se evaluó lo sucedido en la zona de Bagua durante el fin de semana, varios parlamentarios utilizaron la carta para justificar la injerencia boliviana en el conflicto. El congresista peruano Luis Gonzales Posada demandó investigar una presunta "conexión boliviana" en las protestas nativas de Bagua que cobraron la vida de indígenas y policías en el norte de Perú.

La carta en cuestión fue enviada por el Presidente a la Cuarta Cumbre Continental de los Pueblos Originarios del Abya Yala (nombre originario de América Latina) para excusarse por su inasistencia debido a sus múltiples compromisos. En la misma, Morales habla de pasar “de la rebelión a la revolución” y de “obtener la segunda y definitiva independencia de América”

En aquel Congreso se resolvió apoyar el bloqueo de caminos protagonizado por los indígenas peruanos y organizar mitines en embajadas y consulados peruanos repudiando los “decretos de la discordia”. Dichas normas son rechazadas por los originarios porque disponen del uso de recursos naturales.

La carta de Morales fue leída en el Congreso de Puno el 29 de mayo por la secretaria ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa (Cnmcb-BS), Leonilda Zurita. La dirigente relató a este medio que en aquel Congreso varias delegaciones expresaron su preocupación por lo que sucedía en el Amazonas peruano y que le reclamaron a las organizaciones de ese país mayor solidaridad con los indígenas.

No hay comentarios: